“Veo un sector minero fortalecido, unido, pujante y con licencia social”

Marcelo Álvarez.

“Veo un sector minero fortalecido, unido, pujante y con licencia social”

El sector minero es uno de los más volátiles de Argentina. Ha afrontado altas y bajas en la última década, y es protagonista de decenas de conflictos sociales. El último fue el derrame de cianuro de Barrick.

Para comprender a la minería argentina, y lo que podremos esperar de ella en los próximos años, Eco2site habló con Marcelo Álvarez, Presidente de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM).

Álvarez se desempeña desde el  10 de agosto 2015 como Director de Asuntos Corporativos, de Goldcorp Cerro Negro Argentina. Antes de ingresar a Goldcorp, Álvarez fue el Director de Asuntos de Gobierno e Industria de SABMiller en Colombia, donde vivió los últimos 11 años, con una interrupción de un año en el 2013, para trabajar en México con el General de la Policía de Colombia, Oscar Naranjo.

El empresario tiene casi 20 años de experiencia en el manejo de las relaciones de Gobierno, relaciones internacionales, resolución de conflictos y trabajo comunitario. Como funcionario de la Organización de Estados Americanos (OEA) desde 1999, fue parte de más de 15 Misiones de Observación de elecciones y de resolución de conflictos en distintos países de América, llegando a ser entre 2008 y 2013 el Jefe de la Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia, donde tuvo rango de Embajador y Representante del Secretario General de la OEA en el país.

Álvarez será Presidente de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros hasta el próximo año, y esta es su visión sobre la minería y sus próximos desafíos. 

-¿Cómo terminó trabajando en el mundo de la minería? ¿Tenía preconceptos
sobre esta actividad que luego se vieron desmentidos y/o confirmados?


La vida lo va poniendo a cada uno en su lugar. Mi experiencia está basada en el manejo de relaciones corporativas, en negociación y construcción de paz. Mi expertise no es la minería exactamente, pero quería regresar al país después de 15 años de servir en otros países. Así surgió la posibilidad de manejar las relaciones corporativas de Goldcorp. Luego, y muy rápidamente me encontré con la oportunidad de conducir la CAEM.

No tenía ningún preconcepto. Me preocupa mucho el desarrollo de las comunidades donde se desenvuelven los proyectos y ahí pondremos el énfasis en mi gestión. Transparencia y desarrollo comunitario son los ejes de este nuevo paradigma de la Cámara.

-¿Qué piensa de la política ambiental del nuevo gobierno Nacional? ¿Y de
la quita de retenciones al sector minero? ¿A favor o en contra?


-La quita de retenciones le devolvió competitividad al país, generando un marco de confianza para la planificación a largo plazo, necesario para nuestra actividad. Ahora los inversores se están interesando en volver a invertir en Argentina y, proyectos que ya no eran rentables o en proceso de cierre pudieron permanecer más tiempo en el país.

La política ambiental Argentina está alineada con los más altos estándares internacionales. En este tema es necesario comunicar mejor, acercarnos más a las comunidades y mejorar los controles para recuperar la confianza y la credibilidad que el sector ha ido perdiendo.

 

-¿Qué aspecto cree que le falta trabajar/mejorar a la minería local para
conseguir mayor licencia social?

 

-Creo que los aspectos que nos falta mejorar son la comunicación, el manejo del relacionamiento y la construcción de planes de desarrollo local que realmente tengan un efecto transformador en las comunidades.

La minería en Argentina es joven con relación a otros países de la región. No nos podemos permitir más errores.  Nuestro país tiene un gran potencial y debemos aprovecharlo para mejorar la calidad de vida de la gente. Garantizar entre todos un futuro estable y sostenible, aprovechando los recursos naturales, pero que el impacto inicial sobre el ambiente se transforme en un impacto positivo sobre el mismo y las comunidades.


-¿Cómo llegó a la CAEM? ¿Cuál es el desafío más grande que enfrenta
usted allí?

-Llegue a la CAEM de la mano del Grupo Federal Minero, un conjunto diverso de empresas y cámaras que venían reclamando mayor participación en la Cámara Argentina de Empresarios Mineros. Fue una elección muy cerrada y difícil. Hoy tenemos una cámara federal que nuclea a todos los sectores de la industria.

El gran desafío es empezar a recuperar la confianza de la sociedad y eso es lo que nos planteamos el Día de la Minería cuando presentamos el Desafío CAEM 20/21. Estamos trabajando en profesionalizar la Cámara y crear las guías y principios que las empresas deben cumplir y garantizar. Propiciamos la creación de un organismo de control multidisciplinario, conformado por instituciones creíbles, que cumplan con los más altos estándares y transformen la percepción de la gente de lo que es la minería y los grandes beneficios que le puede traer al país.

 

-¿Cómo ve al sector minero argentino en los próximos 5 años?

 

-Veo un sector minero fortalecido, unido, pujante y con licencia social. Recuperando provincias que hoy no confían en la minería prácticamente por miedo y desconocimiento. Con planes de desarrollo sustentables y un aumento del PBI minero que pueda transformarse en uno de los tres pilares de la economía argentina. Podemos hacerlo si somos humildes, si somos capaces de aceptar nuestros errores, corregirlos, dar soluciones superadoras y sobre todo aprendiendo a escuchar y fomentar el diálogo y respeto por las comunidades.

 

 

Por María Sol Olivera

imagenes relacionadas ver +

Marcelo Álvarez.

Marcelo Álvarez.