Fuente: infocampo.com.ar | Noviembre 02, 2006 Recomendar esta nota Recomendar

Inversiones privadas: El biodiesel argentino apunta a la exportación

En los últimos meses importantes firmas nacionales e internacionales están apostando a la producción de biodiésel en la Argentina con destino de exportación. Los alrededores de Rosario es la zona preferida. Santa Fe brinda diversas ventajas impositivas a las empresas que inviertan en la zona.

El biodiesel promete convertirse en un futuro no muy lejano en uno de los insumos energéticos más importantes en el mundo, la Argentina presenta diversas ventajas para la producción del combustible y la ola de inversiones anunciadas en los últimos meses lo demuestra.

Dentro de las conveniencias de producir biodiésel en la Argentina se ubica en primer lugar la gran producción de aceite de soja, ya que Argentina es el primer exportador mundial de este insumo fundamental en la fórmula del combustible. A esto se le suma también que nuestro país está ubicado tercero en el ranking de exportadores de poroto de soja.

Además de los altos niveles de producción de soja, según las últimas estimaciones en la campaña 2006/2007 rondaría las 41,3 millones de toneladas, la capacidad de crushing de la oleaginosa alcanza las 50 millones de toneladas por año.

Otro dato fundamental es que las mayores inversiones en plantas de biodiésel se realizarán en los alrededores de la ciudad de Rosario, especialmente en Timbúes, Puerto San Martín, San Lorenzo, Villa Gobernador Gálvez y General Lagos porque la zona está estratégicamente situada a la vera del río Paraná lo que permitirá la más eficiente exportación.

En este sentido el Ministro de la Producción de Santa Fe, Roberto Ceretto, explica que la provincia brinda diversas ventajas impositivas a todas las industrias que invierten en la zona. Incluso aclara que las empresas que quieren producir biodiésel en el zona ya tienen una excepción asegurada de los impuestos provinciales, como mínimo por 10 años, gracias a la ley de promoción industrial santafesina.

A todas estas ventajas que brinda la Argentina se le suma una fundamental, ya que si las aceiteras exportan sólo el aceite pagan una retención de 20% mientras que si envían biodiésel la retención a pagar es de 5%, una diferencia más que notoria a la hora de hacer las cuentas. En este sentido compañías como Bunge, Cargill y Dreyfus que ya tienen plantas productoras del biocombustible en Europa y los Estados Unidos las inversiones millonarias que están realizando en la Argentina en definitiva se convierten en un negocio más que redondo para solventar la necesidad que tiene el mundo de este combustible por la futura falta de petróleo.

Las inversiones más destacadas

Aceitera Vicentín: la inversión rondaría los u$s40 millones para una planta que se instalará en la localidad de San Lorenzo, provincia de Santa Fe, y tendría una capacidad de producción de 240.000 toneladas anuales de biodiesel. La empresa prevé que estaría terminada en abril del próximo año.

Aceitera General Deheza y Bunge: desembolsarían en total u$s40 millones, la planta estará ubicada en San Martín, Santa Fe, la capacidad de producción está estimada en 200.000 toneladas y estaría concluida en abril del 2007.

Repsol YPF: la empresa petrolera invertirá u$s30 millones para producir 100.000 toneladas por año, desde el gobierno provincial comentan que aún no fueron notificados oficialmente de esta inversión.

Dreyfus: producirá 300.000 toneladas por año en una planta en Timbúes, Santa Fe. El desembolso estimado es de u$s45 millones.

Oil Fox: la planta de producción estará ubicada también en San Lorenzo, provincia de Santa Fe y llegaría a las 240.000 anuales, el conjunto de inversores anunció una inversión para este emprendimiento de u$s20 millones.

Terminal Puerto Rosario S.A.: la planta estará ubicada en la zona de Rosario y produciría 200.000 toneladas anuales. La inversión llegaría a los u$s40 millones.

Viluco: la empresa de insumos agropecuarios construirá su planta productora en Taboada, Santiago del Estero. La producción estimada es de 400.000 toneladas por año y la inversión sería de alrededor de u$s38,40 millones.

Yanina Otero
yotero@infocampo.com.ar