Fuente: AAEE (Asociación Argentina de Energía Eólica, Argentina) | Octubre 07, 2004 Recomendar esta nota Recomendar

Uso de tecnologías de aprovechamiento de energías renovables

Este artículo fue escrito desde la perspectiva de las condiciones políticas y sociales en Argentina. Refleja la experiencia ganada durante los ocho años trabajando asociados al Carl Duisberg Gesellschaft (CDG) y luego con la recientemente creada Internacionale Weiterbildung und Entwicklung GMBH, INWENT.

Con el objetivo de crear las condiciones aptas para el desarrollo y la aplicación de tecnologías de aprovechamiento de energías renovables en el futuro. CDG y la Asociación Argentina de Energía Eólica (AAEE) acordaron algunos años atrás iniciar un proceso de creación de recursos humanos con grupos de profesionales altamente entrenados en energías renovables. El proceso de creación de dichos grupos fue diseñado para facilitar el desarrollo de proyectos de energía renovable que tendrían fuertes influencias positivas en el ambiente, así como también en la economía local.

El estilo de vida moderno requiere energía. El Desarrollo Humano Sustentable requiere que esta energía sea lo mas limpia posible, la energía del viento ofrece la posibilidad de generar energía eléctrica limpia.

A pesar de que la energía eólica esta disponible en muchas regiones de Argentina, existen problemas causados por la continuidad del suministro, el tiempo de transformación de la energía del viento en electricidad y los patrones de demanda, estas características hacen que el almacenamiento efectivo y adecuado de la energía sea esencial. El hidrógeno obtenido por electrólisis es un método muy adecuado de almacenamiento en estas condiciones y permite una manera fácil de exportar el superávit o los excedentes.

Durante los ocho años de asociación con CDG, un importante número de personas fue entrenado para comprender los principios científicos y tecnológicos del uso del viento como una fuente de energía. El entrenamiento cubrió todos los aspectos relevantes como ser: medición de la intensidad de los vientos y mapeo, diseño de convertores de viento y su mantenimiento, operación de granjas eólicas, gerenciamiento y principios económicos.

Durante el entrenamiento se le dio especial énfasis a las tecnologías de producción de hidrógeno usando la energía del viento como la fuente primaria de energía para producir electricidad por electrólisis, y tecnologías para cogeneración descentralizada de electricidad y sistemas de calefacción.

Diversos cursos, seminarios interdisciplinarios y jornadas de trabajo, además de visitas a granjas eólicas en Argentina y Alemania, ayudaron al grupo a ganar experiencia. Obtuvieron la experiencia necesaria para utilizar la energía eólica como contribución al Desarrollo Humano Sustentable, manteniendo el equilibrio entre Ecología y Economía. Los resultados obtenidos nos hacen creer que estas iniciativas pueden ser exitosamente implementadas con escenarios sociales y políticos similares en muchos otros países.

Tratamos de ser realistas con nuestras metas, la principal es contribuir al Desarrollo Humano Sustentable. En Argentina habitan, aproximadamente, 36 millones de personas y tristemente no tenemos idea sobre cómo mejorar las condiciones de vida de 20 millones de ellas, porque entre otros problemas no tienen la educación adecuada, están afectados por la pobreza y algunas se encuentran en lugares remotos.

Sin embargo, crear condiciones para mejorar el estilo de vida de estas personas constituye una prioridad, y la utilización de recursos renovables para la obtención de energía es un aspecto muy importante para lograr esta meta.

Es importante recordar que en Argentina, así como también en otros países con grandes reservas de gas natural, el incentivo para desarrollar granjas eólicas y otros proyectos de aprovechamiento de energías renovables es mínimo. Los gobiernos y los grandes Lobbys corporativos no están motivados en crear presión para desarrollar dichas actividades. Es por esto que la formación de grupos de recursos humanos en este campo es muy importante, pero al mismo tiempo muy difícil de lograr.

También existe el riesgo que el uso de fondos extranjeros para subsidiar estas actividades fomente la burocracia.
Por lo tanto, el primer paso es uno de los más difíciles. La pregunta es: ¿Cuál es la mejor manera de seleccionar las personas adecuadas para formar los grupos que recibirán la capacitación?. Ciertamente, como nuestra experiencia nos lo demuestra, la manera no es publicar artículos en los diarios o anuncios en las carteleras de las universidades. La AAEE es una Organización no gubernamental sin fines de lucro. Sus integrantes son mayoritariamente profesores de varias universidades argentinas, todos ellos con amplia experiencia en energías renovables.

Consecuentemente, nuestro primer paso consistió en introducir algunos elementos para los cursos de graduados que dictamos en las universidades y en las escuelas técnicas. Los elementos que introducimos son técnicos y humanísticos los que son esenciales para la formación de los grupos de estudiantes. Estos cursos incentivan a los estudiantes a aprender más sobre estos aspectos de su futura actividad profesional y de esta manera nosotros identificamos que existen algunos alumnos cuyos deseos de aprender más son mayores.

El segundo paso consiste en tener conversaciones informales con estos estudiantes más deseosos de saber, para investigar cuán serio es su interés y asesorarlos en el tiempo del que disponen para dedicarse a las energías renovables. De acuerdo al número de estudiantes prometedores que identificamos luego de haber tenido las conversaciones, elegimos las universidades y las escuelas técnicas en las que desarrollaremos los cursos. Antes de esto obviamente ya habremos seleccionado los profesores y los asistentes para dictar el curso.

Hace 8 anos que dictamos cursos, que incluyen trabajos de campo. Una vez evaluados los exámenes finales, los mejores graduados tienen la posibilidad de viajar a Alemania para incrementar su experiencia y sus habilidades, en centros de investigación, granjas eólicas e industrias.

Desafortunadamente cuando los graduados vuelven a Argentina se enfrentan con varios problemas. El principal es el marco legal argentino y la dificultad para conseguir empleos rentables en temas relacionados con la energía eólica en Argentina. Esta situación no puede ser fácilmente cambiada. La única esperanza que tenemos es la posibilidad de que se introduzca en nuestro país el “Green Price” como está sucediendo en otros países. Pero esto parece ser una posibilidad muy remota en la situación socio - cultural actual de Argentina.

Sin embargo, nuestra opinión es que la oportunidad real de un uso futuro intensivo de la energía eólica en Argentina radica en el nivel de Gigawatts. Para los comienzos de la década del 2020 pretendemos estar exportando energía eólica al exterior en forma de hidrógeno líquido.

Las investigaciones nos demuestran que los mercados del lejano este pueden convertirse en grandes clientes. Una instalación en la Patagonia con una superficie aproximada de 1000 km2 puede exportar la energía equivalente a 48.000 barriles de petróleo, y hasta podría llegar a casi 60.000 recobrando energía del proceso de licuefacción. Este proyecto podría ser económicamente viable cuando el barril de petróleo llegue a valores mayores a los U$S 38. Pero quién invertiría las grandes sumas de dinero requeridas bajo la situación actual en las que no existen las garantías adecuadas del gobierno nacional.

Las cuestiones son: ¿Qué podemos ofrecerles a los graduados en la actualidad?. ¿Cómo podemos arreglar la situación para que cuando los graduados vuelvan a su país de origen puedan participar en la implementación y desarrollo de sistemas de aprovechamiento de energías renovables?. ¿Cómo podemos hacer para evitar la situación en la que la falta de oportunidades de empleo en la disciplina en la que se han formado hace que abandonen su país para ir a otro en el que puedan aplicar los conocimientos que han adquirido? O profundamente frustrados comiencen a trabajar en campos no relacionados a su especialización con el simple objetivo de sobrevivir.

Necesitamos urgente ayuda de la Unión Europea. Hemos iniciado diversos proyectos realmente interesantes, por ejemplo la conversión energética de la Isla Martín García, una isla que tiene el carácter de reserva nacional con 200 habitantes que se encuentra en el Río de la Plata. Se aplicaría un sistema de aprovechamiento de la energía eólica y su conversión en Hidrógeno por medio de celdas de combustible. Este sistema podría ser un prototipo aplicable a otros emplazamientos en el mundo. Además este proyecto que nació desde una organización internacional puede constituir una oportunidad de entrenamiento para los graduados.

Existen otras instalaciones prototipo adecuadas para este propósito. Para que el hidrógeno se convierta en una competitiva forma de energía es necesario registrar los datos operacionales y la experiencia y deben ser difundidos a través de proyectos demostrativos.

Continuaremos con la importante misión de crear recursos humanos incorporando un tercer y muy importante elemento, la información al consumidor. Necesitamos ayuda para poder mostrar el camino desde los prototipos, pasando por los proyectos de demostración, hasta la comercialización de productos que sirvan para aplicaciones integradas.

Necesitamos ayuda para desarrollar un escenario en el que las personas que capacitemos y que tengan proyectos en energías renovables puedan insertar estos proyectos en el mercado. En este contexto futuro deberían existir políticas y estrategias gubernamentales para aumentar el aprovechamiento de las energías renovables. Estas políticas y estrategias gubernamentales deben contar con las medidas apropiadas, entre ellas incentivos económicos, educación, y asociaciones entre organismos públicos y privados.

Certeramente es muy fácil que todo el proceso, se vea superado por la complejidad de los problemas que debe enfrentar y falle. Pero sabemos que, a través de la formación de recursos humanos tenemos el potencial de lograr un mundo mejor, empezando aquí y ahora.

Por Prof. Dr. Ing. Erico Spinadel presidente de la Asociación Argentina de Energía Eólica (AAEE) integrante de la World Wind Energy Association (WWEA).

Por Prof. Dr. Ing. Erico Spinadel presidente de la Asociación Argentina de Energía Eólica (AAEE) integrante de la World Wind Energy Association (WWEA)

Traducido por Eco2site de “Words into Action” Bonn 2004, título original “Creating the infraestructure for increased use of rewable technologies”