Fuente: eco2site | Mayo 08, 2012 Recomendar esta nota Recomendar
Jugando también se puede generar electricidad

SOccket fue creada por estudiantes de Ingeniería de la universidad de Harvard.

Jugando también se puede generar electricidad

SOccket es un balón de fútbol único que genera electricidad cuando se está usando/jugando con él.

La idea de crear nuevas fuentes de energías renovables habita, prácticamente, en la mente de todo el mundo. Pero hacerlo a través del deporte, en unos pocos.

Hace unos años, jóvenes estudiantes de Ingeniería de la universidad de Harvard crearon SOccket, una pelota de fútbol que genera energía de una manera más que saludable.

Si bien comenzó como un sueño de unas simples estudiantes en 2008, finalmente en mayo de 2011, Jessica O. Matthews y Julia Silverman fundaron Uncharted Play (Juego Uncharted), una empresa que otorgó soluciones sostenibles a través del deporte, utilizando este ámbito como un medio de generación de energía renovable.

En principio, pensaron en la pelota SOccket para las regiones más pobres de África, que sólo pueden tienen luz mediante el uso de lámparas de queroseno y producen consecuencias muy severas. Por un lado, son emisores natos de dióxido de carbono a la atmósfera y, por otro lado, son altamente perjudiciales para la salud de los seres humanos (causan 1,6 millones de muertes cada año).

Por este motivo, Uncharted Play proyectó la manera de distribuir energía limpia a las comunidades de escasos recursos mediante la SOccket.

Posee diseño único que pretende cumplir con las especificaciones tanto de un balón de fútbol de primera calidad (pesa 100 gramos más que una pelota convencional) como con las de un generador eco-friendly.

Cuanto más se utiliza el la pelota y la patean, más energía captura y retiene el mecanismo giroscópico de la SOccket. La salida de seis vatios de potencia que tiene el balón puede soportar una variedad de pequeños electrodomésticos, sirve para prender una lámpara de LED, conectar esterilizadores de agua y ventiladores o cargar el teléfono móvil.

Diseñado y producido en Estados Unidos, el valor del SOccket es de 60 dólares y está construido con materiales ligeros y altamente duraderos. El mecanismo interno de generación de electricidad limpia se encuentra protegido por una cáscara resistente al agua, que es ideal para los pies descalzos y no requiere de la inflación.

Uncharted Play se conecta, además, con ONGs y las organizaciones educativas para entregar SOcckets en todo el mundo.

Con la ayuda de sus asociados -que rastrean y miden el impacto del balón a través de indicadores de desempeño y los datos cualitativos-, la empresa realiza un seguimiento y evaluación periódica en aquellas comunidades donde se proporciona la pelota, con la finalidad de generar impacto positivo y duradero sobre el medio ambiente y la comunidad.

Quienes se sientan interesados en contribuir con este proyecto pueden hacerlo a través del sitio web de Uncharted Play y convertirse en socio de distribución de la pelota a distintas comunidades. También, se puede establecer un contacto por correo electrónico: development@unchartedplay.com

Esta pelota high tech es un producto sustentable que combina economía solidaria con un espíritu eco-friendly. El balón SOccket, además de ser una solución divertida y barata para originar electricidad, impulsa el crecimiento y desarrollo continuo de energías renovables.

 

Por Marcela Troncatti Castillo

redaccion_marcela@eco2site.com

imagenes relacionadas ver +

SOccket fue creada por estudiantes de Ingeniería de la universidad de Harvard.

SOccket fue creada por estudiantes de Ingeniería de la universidad de Harvard.