Fuente: Eco2site | Marzo 15, 2010 Recomendar esta nota Recomendar
Los hoteles hacen eco

Ecoturismo - Hostería Ecológica del Nómade, Chubut

Los hoteles hacen eco

El tiempo corre. El planeta no cesa en sus llamados de atención. La humanidad es llamada a un cambio radical en sus conductas y el sector turístico está incluido.

A través de los años, la industria hotelera ha permanecido en la mira por su exceso en la utilización de recursos, su impacto negativo en el ambiente natural y socio-cultural y una deficiente gestión de residuos.

Un mayor compromiso ecológico, también al momento de elegir un destino, está dando lugar a nuevos hábitos visibles en el ecoturismo. Una práctica que comprende que, sólo eligiendo alojamientos amigables con el ambiente, es posible viajar.

Los albergues sostenibles son propiedades responsables con el entorno que incentivan programas de reducción de desechos sólidos, reutilización y reciclado de materiales, empleo de energías renovables y manejo de productos libres de químicos. Sus iniciativas van desde la instalación de innovadores sistemas de climatización, tratamiento de aguas grises (aquellas utilizadas para el lavado de utensilios, aseo corporal y limpieza del hogar), hasta un menú de alimentos orgánicos.

Los hospedajes sustentables son una realidad en auge a nivel mundial. En países de Europa, América del Norte y Asia, la experiencia green es una vía hacía donde gran parte de los complejos –que no siempre fueron respetuosos con el planeta- tienden. En algunos casos, la conversión se da por una cuestión de costos, dado que ser sostenible representa un enorme valor agregado en términos económicos y de marketing. Y en otros, debido a un genuino deseo de ser responsables con el ambiente. Más allá de constituirse como una estrategia de venta o una verdadera lucha por la conservación del ecosistema, pocos son los alojamientos que pueden responder a la denominación verde.

Marca nacional

En América del Sur, más precisamente en nuestro país, existen diversos emprendimientos -de carácter individual y local- que promueven un modelo ecológico de hostería.

Argentina posee una impactante geografía con una amplia gama de climas, paisajes y territorios vírgenes. Lo que la convierte en una zona con muchas potencialidades para el ecoturismo. Pero, hasta el momento, la realidad nos muestra otra cara: la mayoría de los hoteles no presenta curiosidad por virar hacía una industria green. Los ejemplos que consideran su labor a partir de la protección del medio ambiente son contados.

Escasos pero importantes, las posadas responsables forjan su lugar en el país. Lahuen Co. Eco Resort & Spa Termal en Neuquén, Estancia Peuma Hue en Rio Negro y Hostería Ecológica del Nómade en Chubut; son verdaderos modelos de consciencia hotelera. Todos los días, en diferentes provincias, con circunstancias distintas, efectúan un uso inteligente de sus recursos y luchan por la conservación de la naturaleza.

Una visión a largo plazo y un a extrema convicción en un proyecto son circunstancias indispensables a la hora de afrontar un emprendimiento sostenible. Así lo destaca, Alejandro Avampini, dueño de la Hostería del Nómade, quien recuerda el inicio de su iniciativa: “todo comenzó con una idea de sustentabilidad, de sentirnos actores activos y no espectadores pasivos del futuro. Lo veíamos como un sueño, el cual mantuvimos con firmeza, y ahora se convirtió en realidad.”

La consideración extrema hacía el sitio donde se decide sentar raíces y un fuerte vínculo con esa localidad, hacen que esa consideración se transfiera a cada una de las etapas que involucra la actividad. “Desde la concepción, la construcción y durante la operación, el eje fue el cuidado del entorno. El predio se definió procurando el menor impacto en el suelo y el respeto hacía las especies. Además, se previó el mejor sitio para la infiltración de aguas tratadas.”, indica Gustavo Kopyto, gerente de Lahuen Co. En igual sintonía, se expresa Evelyn Hoter, propietaria de la estancia Peuma Hue (“Lugar de los Sueños”, en lenguaje mapuche), “nuestra primera meta fue preservar y mantener la flora y fauna del lugar. Desde nuestra instalación, la pureza del bosque nativo está regresando. Procuramos erradicar la introducción de especies, controlamos la tala y pesca ilegal, al igual que, fomentamos prácticas ambientales en los que viven o visitan la propiedad.”

Instalaciones pensadas

Construcciones responsables y eficientes con el hábitat son aspectos prioritarios en la gestión de los hoteles verdes. “El diseño debe ser sustentable. Tiene que ir más allá de lo estético, es decir, elaborado con consciencia de saber que con la obra se aporta a la comunidad”, apunta Alejandro Avampini, de Hostería del Nómade.

Una arquitectura ecológica engloba multiplicidad de aspectos: estudio del ambiente (análisis de la superficie, observación de los recursos naturales existentes, examen de la vegetación, etc.), selección de materiales y trazo de la edificación.

Lahuen Co. es un paradigma en arquitectura ambiental. Su original sistema de climatización, que incluye termopaneles en las aberturas y aislación térmica en muros, pisos y techos, asegura “mínimas pérdidas de energía.”, explica Kopyto, gerente del establecimiento. “Una microturbina hidroeléctrica genera la base del consumo eléctrico y es aprovechada dando prioridad a la calefacción, comunicación y luminaria esencial. Además, los grandes paños vidriados permiten que no se enciendan lámparas durante el día solar. Y la iluminación artificial proviene de artefactos de bajo y ultrabajo consumo.”, agrega. En tanto que, la Hostería del Nómade, utiliza “colectores solares para ayudar a la caldera de gas a calentar agua de la losa radiente y de los termotanques”, relata Avampini.

Pero por más sostenible que un alojamiento desee ser, no siempre es acompañado por el Estado en materia de préstamos o alicientes impositivos. “Pedí a varios organismos públicos subsidios pero aún no existen políticas que financien energía renovable y limpia para pequeños emprendimientos”, manifiesta Evelyn Hoter, de Peuma Hue.

Recicla, Reduce, Reutiliza

Éstos son los principios guía de los establecimientos green que implementan métodos de gestión de desechos y agua. “Estudiamos la generación de residuos desde su compra, transporte y posterior utilización”, afirma Kopyto. De símil manera, la estancia Peuma Hue hace un tratamiento de la basura a través de compost (abono orgánico que sirve para la fertilización del suelo) que la resguarda del uso de pesticidas y productos químicos.

“Reciclamos las aguas generadas en la ducha, lavatorio y lavarropas que, luego de un proceso de desengrase y purificación, vuelve a las mochilas de los inodoros y se emplea en el riego del jardín y de la huerta familiar. De este modo, ahorramos más de 4.500 litros de agua diarios que, de otra manera, serían desechados.”, enfatiza Avampini. Por su parte, Lahuen Co. garantiza a sus huéspedes agua pura y natural proveniente del deshielo y las vertientes de un arroyo.

Impacto social

La huella ecológica hace su marca tanto en la comunidad como en los huéspedes a través de iniciativas de educación y concientización. Es que un proyecto sólo puede ser sustentable si todas las partes del conjunto trabajan a la par. “Los programas de cuidado ambiental son liderados en forma distribuida entre el personal del establecimiento y los pasajeros. A los turistas se los invita a observar y colaborar como parte del interés de sus estadías.”, comenta Kopyto, de Lahuen Co.

Además, las hosterías contratan profesionales, proveedores y personal de origen local. Incluso, prefieren capacitarlos a sustituirlos por mano de obra de otras zonas. Circunstancia que genera un importante aporte económico para sus vecinos.

En algunos casos, la instrucción de los lugareños va más allá. La estancia Peuma Hue, por ejemplo, asiste a ONGs locales con programas de integración educacional. Por lo que, brinda trabajo a estudiantes de origen indígena y rural con el objeto que realicen prácticas en la propiedad.

Argentina verde

El país tiene todos los elementos para convertirse en líder en ecoturismo. Sin embargo, es un escenario que tanto Kopyto, Hoter y Avampini ven difícil o al menos alejado. “Tenemos a nivel individual gente preparada con excelentes objetivos e ideales. Pero falta mucho para ser guías, modelos o ejemplos.”, sentencia la propietaria de Peuma Hue. Más optimista se muestra Kopyto quien cree que, “por la enorme riqueza natural de nuestras tierras, existe la ocasión de establecer una base sólida en turismo sostenible.” Mientras que, Avampini diferencia el logro de estándares altos en ecología de la existencia de una verdadera transformación en la sociedad. Aspecto que considera más complejo. Por eso carga en sus palabras la frase que Mahatma Gandhi alguna vez pronunció: “Se tu mismo el cambio que deseas ver en el mundo”.

Estancia Peuma Hue
Ruta 40, Km 2014, Cabecera Sur Lago Gutiérrez
Parque Nacional Nahuel Huapi, Bariloche
Río Negro
Tel. (+54-9-2944) 501030
info@peuma-hue.com
www.peuma-hue.com

Hostería Ecológica del Nómade
Av. de las Ballenas s/n, Puerto Pirámides
Península Valdes
Chubut
Tel. (02965)-495044
delnomade@ecohosteria.com.ar
www.ecohosteria.com.ar

Lahuen Co. Eco Resort & Spa Termal
Termas de Epulafquen, Parque Nacional Lanín
San Martín de los Andes
Neuquén
Tel. (+54-2972) 424709 / 410948
www.lahuenco.com

Por María Belén Etchenique Gabrielli

imagenes relacionadas ver +

Ecoturismo - Hostería Ecológica del Nómade, Chubut

Ecoturismo - Hostería Ecológica del Nómade, Chubut