Fuente: Transparency, Eco2site | Marzo 25, 2015 Recomendar esta nota Recomendar
Corrupción y Cambio Climático

Corrupción y cambio climático.

Corrupción y Cambio Climático

La corrupción es uno de los grandes males que azotan a la humanidad. Hasta el Papa ha hablado sobre sus desastrosas consecuencias. Generalmente no somos concientes de cuan profundamente afecta nuestra vida. Sin embargo, un informe elaborado por Transparency International muestra como la corrupción también influye en la lucha contra el cambio climático.

Transparency International (TI) es una organización no gubernamental de origen alemán dedicada a combatir la corrupción en todo el mundo. Su propósito es comprender y enfrentar los dos rostros de la corrupción: quien corrompe y quien permite ser corrompido.

En el año 2011, TI decidió publicar un documento titulado Informe global de la corrupción: Cambio Climático, que ha sido poco difundido. Su elaboración contó con la colaboración de más de 50 expertos que abordaron cuatro áreas fundamentales: Gobernabilidad, mitigación de emisiones contaminantes, adaptación al cambio climático y gobernabilidad forestal.

Huguette Labelle, Presidenta de Transparency International declaró que, “la respuesta global al cambio climático exigirá un grado de cooperación internacional sin precedentes, una profunda transformación económica y transferencias de recursos a gran escala. La corrupción amenaza con frustrar estos esfuerzos. Si no se toman medidas para revertirla, la corrupción destruye la vida de las personas, devasta sus medios de subsistencia y frustra las iniciativas de justicia social y económica. Los mismos riesgos se aplican al cambio climático”.

 El cambio climático no representa tan solo un desafío para los enfoques de gobernabilidad actuales, sino que también trasciende las tipologías de corrupción establecidas.

Transparency International define la corrupción como el abuso del poder delegado para beneficio propio.  En la temática ambiental la corrupción  se extiende a otras esferas que incluyen la tergiversación de datos científicos, la violación de los principios de información veraz y alegaciones falsas en las certificaciones ecológicas que avalan a productos de consumo.

Según algunas estimaciones, las inversiones totales vinculadas únicamente con iniciativas de mitigación del cambio climático ascenderán a casi US$ 700.000 millones para 2020.

El Presidente de IUCN (International Union for Conservation of Nature), Ashok Khosla,  sostuvo en el informe  que, “una triste realidad de la naturaleza humana es que, donde existe la posibilidad de ganar dinero, la corrupción no tarda en manifestarse. Nos enfrentamos al desafío colectivo de evitar un cambio climático catastrófico e identificar alternativas de desarrollo que garanticen medios de subsistencia decentes para todos y, a la vez, respeten los límites ecológicos”.

Como siempre, quienes menos tienen son los más perjudicados, no sólo por la corrupción, sino por el cambio climático. “Las comunidades indígenas y rurales pobres en zonas remotas y la población urbana que habita en asentamientos precarios comparten características comunes. Son los más afectados por las consecuencias del cambio climático. Deberían ser los principales beneficiarios de las acciones de adaptación. Sin embargo, suelen ser las voces más marginadas del sistema político. Esto muestra con crudeza la necesidad de contar con una gobernabilidad climática responsable”.

Para esto, el informe establece que un fortalecimiento drástico de los mecanismos de gobernabilidad puede reducir los riesgos de corrupción e incrementar la efectividad y el éxito de las políticas sobre cambio climático.

“La calidad de la gobernabilidad climática —el grado de participación, rendición de cuentas, transparencia, inclusión, respuesta y respeto de la legalidad en las decisiones sobre políticas y su desarrollo— permitirá determinar si se responde de manera efectiva a los riesgos de corrupción inherentes”, reza el informe.

La codicia y la visión cortoplacista han puesto al mundo en la difícil situación en la que se encuentra actualmente. Esto no es más que una manifestacion de la corrupción en las relaciones entre nosotros mismos con la madre Tierra. Encontrar una solución será difícil, traerá un cambio profundo pero necesario.

 

 

 

Por María Sol Olivera

redacción_sol@eco2site.com

imagenes relacionadas ver +

Corrupción y cambio climático.

Corrupción y cambio climático.