Fuente: Eco2site | Junio 18, 2015 Recomendar esta nota Recomendar
Sobre el cuidado de la casa común, la encíclica de Francisco

Finalmente se publicó la encíclica del Papa sobre el medioambiente.

Sobre el cuidado de la casa común, la encíclica de Francisco

Después de varios meses de expectativas, y del revuelo causado porque ayer se filtró un borrador, finalmente se publicó la encíclica del Papa Francisco sobre el medioambiente. Eco2site te cuenta todo lo que necesitas saber.

El tan esperado documento cuenta con casi 200 páginas y es el primero escrito enteramente por Francisco. Se titula Laudato si (que significa Alabado seas).Sobre el cuidado de la casa común, como el famoso cántico de las criaturas de San Francisco de Asís.  La encíclica fue escrita en español, con el respaldo de varios obispos y un equipo de científicos especializados en medioambiente. Cuenta con en seis grandes capítulos.

1)      Lo que le está pasando a nuestra casa.

2)      El evangelio de la creación.

3)      Raíz humana de la crisis ecológica.

4)      Una ecología integral.

5)      Algunas líneas de orientación y de acción.

6)      Educación y espiritualidad ecológica.

Con la excusa del medioambiente, el Papa habla, entre otras cosas, de la íntima relación entre los pobres y la fragilidad del planeta; la crítica al nuevo paradigma tecnocrático; de los nuevos modos de entender la economía y el progreso; del valor propio de cada criatura; la necesidad de debates sinceros y honestos; la grave responsabilidad de la política internacional y local; la cultura del descarte y la propuesta de un nuevo estilo de vida más lento y equilibrado.

"Hoy no podemos dejar de reconocer que un verdadero planteo ecológico se convierte siempre en planteo social, que debe integrar la justicia en las discusiones sobre el ambiente, para escuchar tanto el clamor de la tierra como el clamor de los pobres", escribió el Papa, con lenguaje simple y directo.

"Nunca hemos maltratado y lastimado nuestra casa común como en los últimos dos siglos .Nadie pretende volver a la época de las cavernas, pero sí es indispensable aminorar la marcha para mirar la realidad de otra manera, recoger los avances positivos y sostenibles y,a la vez, recuperar los valores y los grandes fines arrasados por un desenfreno megalómano", sugiere.

En todo el documento el Papa insiste en que "el deterioro del ambiente y de la sociedad afectan de un modo especial a los más débiles del planeta" y que todo es consecuencia de haber del antropocentrismo. También recuerda que se desperdicia aproximadamente un tercio de los alimentos que se producen y "el alimento que se deshecha es como si se robara de la mesa del pobre".

Además, aseguró que hay una "deuda ecológica" entre el Norte y el Sur del globo. Y que mientras "la deuda externa de los países pobres se ha convertido en un instrumento de control, no ocurre lo mismo con la deuda ecológica". "La tierra de los pobres del Sur es rica y poco contaminada, pero el acceso a la propiedad de los bienes y recursos para satisfacer sus necesidades vitales les está vedado por un sistema de relaciones comerciales y de propiedad estructuralmente perverso”.

ANTECEDENTES

Aunque muchos consideran a Francisco como el primer Pontífice en tocar la temática ambiental, lo cierto es que sus dos antecesores también lo abordaron, aunque de manera más sutil.

“El hombre, impulsado por el deseo de tener y gozar, más que de ser y de crecer, consume de manera excesiva y desordenada los recursos de la Tierra y su misma vida”, escribió Juan Pablo II en su Carta Encíclica Centesimus Annus de 1991.

Por su parte, Benedicto XVI sostuvo en el 2011 que, “la aparición del movimiento ecologista en la política alemana a partir de los años setenta, aunque quizás no haya abierto las ventanas, ha sido y es sin embargo un grito que anhela aire fresco, un grito que no se puede ignorar”.

¿POR QUÉ LA ENCÍCLICA ES IMPORANTE?

La fecha de la publicación de la encíclica no es casual. Este 2015 es un año clave para el medio ambiente. En septiembre, Naciones Unidas debe concretar cuáles serán los llamados Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que marcarán la agenda internacional en los próximos 15 años. Y en diciembre, se celebra la Cumbre Mundial del Clima de París, en la que los países deben ponerse de acuerdo para cerrar de una vez un acuerdo internacional para recortar las emisiones causantes del calentamiento global.

En el documento, el Papa aseguró que "las cumbres mundiales sobre el ambiente de los últimos años no respondieron a las expectativas por falta de voluntad política". De esta manera, se planteó un desafió para la COP21.

REPERCUCIONES

Como era de esperarse, la encíclica tuvo amplias repercusiones.

Martin Kaiser, responsable de política climática internacional de Greenpeace Internacional, sostuvo que, "Recibimos con satisfacción la claridad y franqueza de la encíclica al abordar la debilidad en las políticas internacionales sobre cambio climático, donde prevalecen demasiados intereses particulares por sobre el bien común. Las palabras del Papa deben movilizar a los jefes de gobierno para animarlos a aprobar leyes estrictas en sus países que protejan el clima y acordar un contundente protocolo climático en París, a finales de este año”.

El director de la Fundación Mundial para la Naturaleza (WWF) en Londres señaló que está “muy animado de que el papa haya trazado la intrínseca relación entre los humanos y la naturaleza y que no se puede dividir la justicia económica, social y ecológica".

El ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, también saludó la primera encíclica de Francisco. "En este año decisivo en la lucha contra el cambio climático, ese gesto sin precedentes contribuirá a reforzar la movilización de la comunidad cristiana y más ampliamente del conjunto de ciudadanos que son sensibles a los mensajes del Papa", indicó en una declaración difundida por su ministerio.

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, con quien el Papa se reunió hace unos meses, dijo que, "su primera encíclica enfatiza que el cambio climático es uno de los mayores retos que afronta la humanidad y que es un asunto moral que requiere de un diálogo respetuoso con todas las partes de la sociedad".

Aunque el texto critica la responsabilidad ambiental de los grandes multinacionales, Claudio Descalzi, consejero delegado de ENI, uno de los mayores grupos de hidrocarburos, dio la razón al Papa en el peródico "L'Osservatore Romano y aseguró que si no se cambia la tendencia "los fenómenos del cambio climático se harán irreversibles".

Pero no todas las opiniones sobre el documento son positivas. En Estados Unidos, donde aun hoy hay varios sectores que niegan el cambio climático, las críticas no se hicieron esperar. El candidato republicano a la presidencia de EE.UU. Jeb Bush llegó a decir que el papa no le iba dictar su política y que lo que tenía que hacer era dedicarse a hacer mejores a las personas y olvidarse de temas políticos.

Para leer el texto completo ingresar en:  https://www.aciprensa.com/Docum/documento.php?id=552

 

Por María Sol Olivera

     Redacción_sol eco2site.com

 

imagenes relacionadas ver +

Finalmente se publicó la encíclica del Papa sobre el medioambiente.

Finalmente se publicó la encíclica del Papa sobre el medioambiente.