Fuente: http://www.machineryzone.es/ | Noviembre 02, 2016 Recomendar esta nota Recomendar
La casa contenedor: ¿Alternativa ecológica a la casa tradicional?

El alquiler de estos contenedores cuesta 300 euros.

La casa contenedor: ¿Alternativa ecológica a la casa tradicional?

Gracias a la creciente de necesidad de preservar nuestro medio ambiente, cada vez más personas deciden vivir en casas ecológicas que pueden tomar varias formas : naves tierra, casas de paja, casas enterradas, casas bioclimáticas, tiny houses…Uno de los tipos de casa que se está desarollando es la casa contenedor, que constituye una alternativa verde a la casa tradicional. Eco2site va a contarte todo lo que necesitás saber sobre ellas.

En efecto, como lo indica su nombre, estas casas son en realidad contenedores marítimos organizados y amueblados: en lugar de dejar los miles de contenedores marítimos vacios que se quedan en los muelles de los puertos (ya que resulta demasiado caro devolverlos a su país de origen), ciertas personas prefieren « reciclarlas » y convertirles en un hogar económico, ecológico y…..original.

Aunque este tipo de casa se vuelve cada más popular para la gente que busca vivir de manera ecológica, existen algunas límites.

¿Qué es una casa contenedor?

Una casa contenedor es una casa constituida por contenedores de transporte marítimo nuevos o usados. Están disponibles en diferentes tamaños : contenedores de 40 pies (12 metros) o 20 pies (6 metros). Estos últimos tienen una superficie de 13.9 m² habitables. Los contenedores se componen de 99% de acero, de una espesor de 5 mm y de un suelo de madera.

A pesar de que la apariencia de un contenedor puede disuadir a algunas personas, su carácter contemporáneo, industrial y económico puede seducir a otras.

¿Cúales son las ventajas de una casa contenedor ?

El precio es definitivamente una ventaja obvia, yendo de 400€/m² en caso de una autoconstrucción hasta 1000€/m² para una construcción ecológica y a medida, lo que representa un ahorro de 15-20% respecto a la construcción de una casa convencional. El precio dependerá también del diseño interior.

Otra ventaja es la velocidad de construcción ya que la estructura autoportante ya está lista (el suelo, las paredes y el tejado ya forman un bloque). Sólo queda por hacer el aislamiento, la electricidad, la plomería… A menudo, se requieren 4 meses para constuir una casa contenedor, de los cuales 2 servirán para los trámites administrativos, contra 12 meses para una casa tradicional.

Los contenedores son también muy resistentes a condictiones extremas : su armazón muy sólida puede soportar de 4 a 5 veces su propio peso. En efecto, son destinados al transporte de mercancías en el oceano, así son muy resistentes y tienen una duración de vida muy larga.

Además, optar por un contenedor de segunda mano puede resultar relativamente ecológico  ya que da otra vida a un producto usado.  No daña el terreno respecto a una casa tradicional ya que no es enterrado. Se puede también orientar la casa a fin de que las ventanas puedan aprovechar el sol y así calentar el interior.

Pero la principal ventaja de este tipo de « construcción » es la modularidad, ya que los contenedores se pueden apilar (hasta 5) y desplazar facilmente. Además, se pueden integrar discretamente en el paisaje si se pone por ejemplo una fachada en madera o en un tejado vegetalizado.

Sin embargo, como cada tipo de construcción la casa contenedor tiene también desventajas. Con una anchura interna de 2.34m, los contenedores son muy estrechos, lo que requiere optimizar los espacios de vida. Además, puede resultar difícil adquirir el permiso de construcción.

Las dimensiones predeterminadas de la casa contenedor constituyen por supuesto un límite en la superficie habitable e imponen  una organización limitativa del espacio. Si decide aislar su casa por el interior, la anchura va a pasar de 2.34m a 2.14m (aún 1.94m si se aislan los 2 lados), lo que va a reducir aún más el espacio de vida. Otra posibilidad sería aislar por el exterior pero resultaría más costoso.

La casa contenedor no siendo muy masiva, tiene poca inercía térmica, por ende parece difícil conservar el calor en invierno. A contrario, en verano,  el calor se reparte demasiado dentro de la casa, lo que cree una incomodidad térmica. Existen soluciones para aumentar la inercía térmica (con una losa masiva en hormigón por ejemplo).

La estructura misma del contenedor puede también ser peligrosa. En efecto, el revestimiento utilizado para reforzar el contenedor durante el transporte marítimo puede contener productos químicos como el cromato, el fósforo y productos a base de plomo. Además, los suelos de madera de estos contenedores están impregnados también con productos químicos muy peligrosos como el arsénico para alejar las plagas.

Reutilizar los contenedores parece ser una alternativa verde. Sin embargo, ya que la structura entera debe ser limpiada, los suelos remplazados y las aperturas de la casa creadas, la instalación de un contenedor produce muchos residuos peligrosos y contaminantes, además de utilizar combustible fósiles para desplazar el contenedor con maquinaria pesada. El mantenimiento del contenedor puede también resultar costoso (se debe evitar la corrosión).

Este tipo de construcción ahora se puede encontrar en muchas ciudades como en Amsterdam (que aloja a sus estudiantes en contenedores), Nueva York, Montreal, Las Vegas, Londres…

Por Stéphanie ROBLIN

imagenes relacionadas ver +

El alquiler de estos contenedores cuesta 300 euros.

El alquiler de estos contenedores cuesta 300 euros.