Fuente: Joanna Benn, Ayaba | Agosto 13, 2002 Recomendar esta nota Recomendar
Nadando con tiburones

Tiburones

Nadando con tiburones

El ecoturismo está ayudando a la supervivencia del pez más grande del mundo y a la gente de una remota aldea de pescadores en Filipinas.

El sol brilla en la superficie del agua; una densa bruma inunda el aire. Meciéndose suavemente, una pequeña lancha de motor se abre paso en el agua - tranquila pero con una sensación eléctrica de anticipación en el aire-. Erguido sobre una alta plataforma, el vigilante sombrea sus ojos con una mano mientras mantiene su vista sobre el mar. Está buscando una inmensa sombra oscura que se mueve justo debajo de la superficie. Está buscando los tiburones ballenas de Donsol.

Imagínense un pez del tamaño de un autobús. apodado "el gigante dócil del océano". El tiburón ballena puede llegar a medir 15 metros de largo y pesar más de 15 toneladas. Es efectivamente un tiburón, pero la gente le añaden la palabra "ballena" por su tamaño. Tienen cabezas anchas, planas, y son principalmente de color gris oscuro en su parte superior, con líneas y puntos blancos regados por sus lomos, y un color crema en su parte inferior. Aunque parezcan temibles, estas criaturas dóciles, realmente se alimentan de plancton. Hay pocos lugares en el mundo en donde se puede estar seguro de ver estos enormes animales. Uno de ellos es el Parque Marino Ningaloo en la Australia occidental. Donsol, una pequeña aldea de pescadores en las Filipinas, es otro. Aquí llaman a los tiburones "butanding".

Ver a un tiburón ballena es algo especial tanto para turistas como para biólogos marinos. Figura como "amenazado" en la lista de especies de la Unión Mundial para la Naturaleza (IUCN, por su sigla en inglés) bajo Apéndice 2 (amenazados) de la Convención de Especies Migratorias. WWF actualmente apoya activamente la propuesta de incluir la especie en la Convención de Comercio Internacional de Especies en Peligro (CITES).

La creciente demanda internacional por aletas de tiburón y otros productos del animal, ha causado un aumento masivo en la pesca de tiburones en todo el mundo. Se pescan hasta 100 millones de tiburones anualmente. Sus aletas se venden hasta en 700 dólares el kilogramo y en Hong Kong un plato de sopa de aleta de tiburón cuesta hasta 140 dólares. Por su tamaño, una aleta del tiburón ballena es altamente apreciada.

En Taiwán, se llama al tiburón ballena "tiburón tofu", por su suave y blanca carne. Muchos la consideran una delicadeza. El precio al detal es alrededor de 15 dólares el kilogramo siendo la carne de tiburón más costosa.

La caza del tiburón puede ser lucrativa, pero los pescadores de Donsol nunca han cazado "butandings". Vienen pescadores de otras partes de las Filipinas para cazar estos impotentes gigantes. El descubrimiento de tiburones ballenas en Donsol en 1997 impulsó a comerciantes taiwaneses a venir al sitio para comisionar la caza y matanza de siete tiburones en el santuario. El evento recibió extensa cobertura en los medios, dando como resultado un clamor nacional que culminó en la ley "Oden No. 193" en 1998, que prohíbe la caza, pesca, venta, compra, posesión, transporte y exportación de tiburones ballenas así como de manta rayas en todas las islas Filipinas.

Pero a pesar de la prohibición, los ambientalistas están preocupados pues la pesca ilegal en las aldeas vecinas de Donsol sigue siendo una amenaza. "Siempre que haya un mercado internacional se seguirá con su cacería, aunque estén protegidos en las Filipinas", dice Joel Palma del Programa de Especies de WWF Filipinas. La mayor cantidad de turistas llegan a Donsol entre los meses de enero y junio que es la época en que aparecen estos gigantes moteados. Se permite que los turistas naden con estas gigantescas criaturas siempre que obedezcan ciertas reglas, mantengan cierta distancia, y que no utilicen aparejos de "scuba". Los visitantes que tienen la suerte de nadar con estos tiburones dicen que es una experiencia inolvidable, aunque asusta debido al tamaño y poder de estos enormes peces.

La gente de Donsol está muy agradecida de que los tiburones ballenas les hayan traído un floreciente turismo, especialmente como la pesca de otras especies se ha vuelto progresivamente menor. "Culpamos a los perturbadores del océano---los grandes barcos industriales que aparecen durante la noche. Hacen brillar potentes luces para atraer a los peces y luego abren redes de dos hectáreas que recogen todo lo que abarcan. No queda nada para nosotros," dice Lambert Avisado, presidente de la asociación de operadores de lanchas de Donsol.

Hay más y más presión sobre el gobierno filipino de parte de grupos comerciales para que se levante la prohibición de 1998 de la caza de tiburones ballenas y manta rayas. Pero los científicos saben que cualquier grieta en la prohibición a corto plazo, aunque lucrativa, no justifica el riesgo. Sacar a estos animales del agua podría tener desastrosas consecuencias en el equilibrio de los mares y en la cadena alimenticia.

La continua demanda sobre el mar en las Filipinas es inmensa y, como atestiguan los pescadores de la localidad, las existencias de peces están desmejorando rápidamente. Las Filipinas tienen una creciente población y todos viven dentro de los 100 Km. del océano. La presión sobre los recursos marinos y costeros solamente puede aumentar.

El proyecto de ecoturismo de Donsol de permitir que los visitantes naden con los tiburones ballenas está aun en su infancia. Hay que involucrar a más sectores de la comunidad para repartir los beneficios del ecoturismo. Las leyes controlan apenas parcialmente los problemas de la caza ilegal y la intrusión de barcos de pesca. Si no se frenan, estas actividades ilegales implican una pérdida económica para la municipalidad y una pérdida conservacionista para el país.

También es necesario complementar estos esfuerzos con educación ambiental. La industria solamente se puede sostener por medio del cuidado y la preservación del ambiente natural. Arriesgar su bienestar significa arriesgar la fuente principal de ingresos de la aldea.

Fuente: Joanna Benn, Ayaba
Agosto 13, 2002

imagenes relacionadas ver +

Tiburones

Tiburones