Campaña de Reciclaje de teléfonos móviles en la comunidad de Madrid

Índice de contenidos:

1. Los residuos de Teléfonos Móviles
2. Objetivos de la Experiencia Piloto
3. Diseño y Desarrollo
4. Agentes Participantes
5. Campaña de Comunicación
 

1. Los residuos de Teléfonos Móviles

El teléfono móvil es un equipo en constante evolución tecnológica y de alta demanda. El crecimiento en su consumo en España en los dos últimos años ha sido espectacular, lo que conlleva de forma inevitable una creciente y continua generación de residuos.

Además, muchos de los teléfonos móviles han sido desechados por los usuarios no porque estén estropeados, sino para sustituirlos por un modelo diferente, de menor peso, otro color o con nuevas prestaciones. La tendencia hacia una constante disminución del peso y del tamaño del teléfono ha acelerado el ritmo de obsolescencia, generando así una mayor cantidad de residuos.

Los teléfonos móviles reúnen diversas características que los hace merecedores de una especial atención a la hora de plantearse consideraciones ambientales en su fin de vida útil. Son como cualquier equipo eléctrico y electrónico, complejos en cuanto a su composición. Contiene por un lado, materias primas escasas y valiosas, tales como metales preciosos, que compensa recuperar, y por otro determinados componentes de naturaleza peligrosas, tales como los metales pesados de las baterías, que están sometidos a unas estrictas consideraciones de gestión para evitar sus efectos nocivos sobre el medio ambiente.

La vida útil de un teléfono móvil ronda los dos años. Su peso medio se estima alrededor de los 150 g. Una vez llegados al final de su vida útil pueden generar 3 tipos de residuos principalmente:

* Terminales: carcasas, displays, placas de circuito impresos, componentes eléctricos - Baterías: de tres tipos niquel-cadmio, niquel-metal hidruro e ión–litio.
* Accesorios: cargador/transformador, base, teclado, antena, otros.

La presencia de displays de cristal líquido (LCD´s) en los terminales requiere su retirada previa mediante un proceso manual de desmontaje, al igual que la separación y clasificación de las baterías, para su entrega a un gestor autorizado de residuos peligrosos. Por otro lado, la fracción metálica y los metales preciosos pueden ser recuperados a través de un proceso físico de trituración. Una vez separados todos estos componentes, restaría un residuo final con contenido en caucho y una mezcla de polímeros Las fracciones obtenidas en todo este proceso de reciclaje del teléfono móvil son utilizadas como materias primas para la industria eléctrica y electrónica, lo que se traduce en un ahorro de recursos naturales y fideliza el criterio de sostenibilidad del medio ambiente.

Para el año 2.000 la generación de residuos de teléfonos móviles en España se cifra en torno a los 770.000 Kg, valor que se incrementa en más de un 200% si la estimación se realiza para el siguiente año y en más de cuatro veces para el año 2.002.

2. Objetivos de la Experiencia Piloto

Los objetivos básicos que se pretenden abordar con la experiencia piloto comprenden:

-Comprobar el grado de aceptación y efectividad de una campaña de recogida selectiva y reciclaje de teléfonos móviles en la Comunidad de Madrid.
-Identificar los puntos fuertes y débiles de la participación de los distintos agentes implicados 
-Contrastar la operativa y costes necesarios para la extensión de la campaña con los resultados del estudio de viabilidad
-Diseñar estrategias para la extensión de la recogida y reciclaje de los teléfonos móviles a la totalidad del territorio nacional

3. La Campaña de Recogida y Reciclaje de teléfonos Móviles: Diseño y Desarrollo

Madrid es una de las Comunidades Autónomas que más contribuye a la producción de residuos de telefonía móvil respecto al total nacional, con una generación aproximada del 13%. De acuerdo a las estimaciones del estudio previo, en el año 2000 existen en la Comunidad de Madrid más de 600.000 unidades obsoletas de teléfonos móviles, esperando recibir un tratamiento adecuado, la mayoría de ellos guardados en las casas de los propios usuarios.

La experiencia piloto se ha diseñado para dar cobertura a un 25 % del total de residuos de telefonía móvil generados a lo largo del año 2000 en la Comunidad de Madrid y que potencialmente se podrían recoger a lo largo de un trimestre, aproximadamente entre 4 y 5 ton. de residuos.

De acuerdo a la operativa definida en el estudio de viabilidad, se plantean como puntos de recogida de los residuos de telefonía móvil las tiendas de venta al público de este tipo de equipos. Asimismo, se plantea la recogida en aquellos puntos en los que en el momento actual se está dando una acumulación de equipos obsoletos: los servios técnicos de los propios fabricantes. En numerosos ocasiones resulta más barato comprar un teléfono nuevo que reparar el estropeado.

Se han seleccionado un total de 60 puntos de recogida, repartidos en los distintos distritos del municipio de Madrid, poblaciones del eje de la Carretera de la Coruña y zona Sur de la Comunidad.

La experiencia se iniciará coincidiendo con la campaña de Navidad, la más importante en cuanta a ventas de telefonía móvil y se prolongará durante tres meses.

Las tiendas y servicios técnicos dispondrán de contenedores para la recogida de los teléfonos obsoletos, que serán retirados por empresas autorizadas, con una periodicidad mínima mensual o atendiendo a las necesidades de llenado los mismos. Las tiendas contarán con todos los medio de comunicación y operativos necesarios para realizar la importante labor de transmisión al público de la iniciativa, y para realizar la recogida selectiva.

Contarán con la información y apoyo permanente de un equipo de profesionales especializados en materia de medio ambiente. A las tiendas que a lo largo de la campaña, y cada mes, recojan un mayor número de teléfonos se las premiará con un fin de semana para dos personas en la red de Paradores Nacionales.

Una vez finalizada la campaña de recogida selectiva los teléfonos serán enviados a la planta de tratamiento de Indumetal Recycling en Bilbao para su desmontaje y reciclado.

Al final de la experiencia se elaborará un informe que analice y resuma los resultados de la campaña y las estrategias para su futura expansión.

4. Agentes Participantes

La financiación de la campaña piloto la asumen los Fabricantes participantes en la experiencia: NoKia, Philips, Panasonic, Siemens, Samsung, Nec y Mitsutel. De esta forma los fabricantes contribuyen de forma activa al uso racional y sostenible del teléfono móvil, participando en todas las etapas del mismo, desde su diseño y fabricación hasta la etapa final en que se convierte en residuo, evitando su llegada a vertedero, fomentando el reciclaje y protegiendo los recursos naturales.

Fundamental resulta también la participación y apoyo de la Distribución y los Operadores de Telefonía Móvil que contribuyen con su red de tiendas y el personal de las mismas, elemento del todo imprescindible para el éxito de esta iniciativa, sin el cual sería imposible acceder al usuario de telefonía móvil, responsable último de la entrega del teléfono al final de su vida útil.

Destacar por último, el apoyo institucional que presta la Comunidad de Madrid para el desarrollo de esta experiencia, contribuyendo de forma activa en la campaña de comunicación, elemento crítico para llegar a ese consumidor final. La participación de los consumidores se incentivará mediante la participación en un sorteo de teléfonos móviles de última generación, por la entrega de cada teléfono obsoleto.

5. Campaña de Comunicación

Uno de los elementos más importantes a abordar para lograr el éxito en la participación de los consumidores es el diseño y desarrollo de una importante campaña informativa.

Se ha diseñado una mascota identificativa de la campaña: el tragamóvil, que constituye el elemento visual presente en carteles, displays, trípticos, y de los que se realizarán elementos divulgativos tales como pins metálicos, teléfonos antiestréss, pegatinas, etc. Constituye también el modelo de contenedor que estará disponible cara al público en los puntos de recogida.

El plan de medios de la campaña contempla: 

-Un autobús ingles: rotulado íntegro (dos pisos), dotado de contenedores de recogida y circulando por las zonas comerciales y de oficinas de la zona centro 
-Encarte en prensa 
-Presencia en los puntos de venta: se dotarán a las tiendas de un contenedor con fomato de tragamóvil, un cartel , display, trípticos, imanes y teléfonos móviles antiestress para regalar a los depositarios de teléfonos móviles
-Radio: patrocinio del programa “nave tierra” en Intereconomía, y seguimiento continuo de la campaña, anuncios en Onda Cero y SER. Entrevista en diversos programas radiofónicos (Intereconomía, Radio Internet, Radio España; Canal Sur Radio) 
-Prensa: realización de tres actos de comunicación con prensa, y presencia en artículos y notas de prensa en sección de economía y sección de Medio Ambiente (El País, Expansión, Cinco Días, La Gaceta de los Negocios ). Encarte en prensa mediante rutas de reparto 
-Televisión: realización de entrevistas con ASIMELEC y reportajes en Tele Madrid, Localia, la 2 de televisión española, Canal Satélite Digital. 
-Buzoneo: dos campañas de buzoneo en zonas de oficinas y residenciales 
-Campaña institucional: envío de una carpeta a instituciones nacionales y locales responsables de medio ambiente 
-Campaña de empresas: promotor de grandes empresas, dedicado a hacer llegar el mensaje a grandes clientes de telefonía móvil 
-Habilitación de los de los Call-center de los fabricantes para informar a los usuarios de los puntos de recogida 
-Colaboración con el centro del Reciclado de Gedesma, Comunidad de Madrid, para coordinar campaña de comunicación y teléfono de atención al ciudadano.

Autor: Camara de Medio Ambiente de la comunidad de Madrid

Fuente: Greenmovil
Septiembre 2003