Fuente: CLARIN | Noviembre 15, 2018 Recomendar esta nota Recomendar
Malestar en Acumar por el recorte presupuestario

ACUMAR

Malestar en Acumar por el recorte presupuestario

Como parte del recorte de ministerios, Ambiente bajó de rango a secretaría, y con ella bajó ACUMAR, que pasará a depender del Ministerio del Interior, con mucho menos presupuesto.

Fue otro ajuste en la zona de acción del rabino Sergio Bergman. Con el cambio se decidió, además, sacar de allí a la Autoridad Cuenta Matanza Riachuelo (Acumar) y pasarla al Ministerio del Interior.

Esa mudanza se está negociando ahora. Con tensión y un agujero de 1.000 millones de pesos. Clarín accedió a un informe interno que advierte sobre los problemas en el organismo. Primero recuerda el lastre que acarrea casi desde que fue creado, en 2006. Básicamente, no pudo cumplir con los objetivos que le planteó la propia Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN), que intervino y monitorea junto a dos jueces federales el tema ambiental de la cuenca.

Pero luego el informe asegura que “la gestión actual, a pesar de la homogeneidad en el color político de su administración (Cambiemos comanda Nación, Provincia y Ciudad, además de algunos municipios que integran el organismo) tampoco ha logrado grandes avances, recibiendo fuertes críticas por parte de la CSJN durante su audiencia Pública el 14 de marzo de este año”.

Luego, sigue con sus críticas: “El organismo, durante la actual gestión tuvo un incremento acumulado de su personal del 50%; pasando de menos de 500 empleados a más de 750. Sus cargos jerárquicos aumentaron un 25%, creando 12 nuevos Directivos, mientras que los números más sorprendentes se encuentran en las contrataciones de locaciones de servicios; de las 11 liquidadas al 30 de diciembre de 2015 incrementaron su cantidad en más de 200 contratos hasta el presente año”.

Y concluye: “Es claro que la mayor disposición de liquidez no ha redundado en mayores resultados. Es necesario aplicar un plan racional de saneamiento que permita resultados tangibles, tanto a la Justicia como a los ciudadanos”.¿Cuáles son los números gruesos de Acumar que se manejan en la Rosada y que generan resistencia en el ministro Rogelio Frigerio?

En el marco de los recortes previstos para el año próximo, el organismo pasaría de un presupuesto de 1.800 millones este año a sólo 800 millones el próximo. Un agujero de 1.000 millones.“El recorte lo propuso ( Mario) Quintana, antes de irse. Era el que monitoreaba Acumar.

Pero con 800 millones apenas si llegás a pagar el personal”, asegura una alta fuente oficial.Además de los empleados, el otro gasto grueso de la Autoridad es un contrato con la Ceamse, de unos 800 millones, para que limpie los basurales que se forman a los costados del Riachuelo. “El objetivo de Quintana, que en la teoría no estaba mal, era que una vez que limpiabas los basurales luego los controlaran los intendentes.

Hay 14 municipios involucrados en la Cuenca. Pero esto no pasó y es imposible plantearlo ahora para 2019”.Una auditoría previa de Acumar, de la actual gestión, advertía que “el 57% de los basurales saneados ha sido reinserto nuevamente como basurales”. El área de influencia de la cuenca involucra a siete millones de personas.“Acá hay dos jueces federales que controlan con la Corte el tema ambiental y la inversión pública.

Uno de Morón, Jorge Rodríguez (ver más información en el recuadro) y uno de Comodoro Py (Sergio Torres). No podés dejar de limpiar. Y la otra opción de reducción es echar gente. ¿En un contexto recesivo y en un año electoral?”, amplía otra fuente que negocia el traspaso.El tema ya fue planteado por Frigerio al Gabinete. El tiempo aprieta: en estos momentos se está armando un DNU para mover a la Acumar dentro del organigrama. Debe ser así porque fue creada por ley.

E incluso deberá ser informado previamente a la Corte Suprema. Pero más allá de los nombres (Frigerio quiere colocar allí a uno de sus secretarios de confianza) la discusión hoy en el Gobierno es otra.

imagenes relacionadas ver +

ACUMAR

ACUMAR