Fuente: Analítica | Agosto 12, 2011 Recomendar esta nota Recomendar
'Se hace mucho por combatir el cambio climático, pero aún no es suficiente'

Cambio climático

'Se hace mucho por combatir el cambio climático, pero aún no es suficiente'

Wiley, que se desempeña como profesora de Derecho en la American University en Washington y como investigadora en regulación de políticas de salud vinculadas al cambio climático, analizó por qué aún no existe una respuesta coordinada en todo el mundo para reducir los efectos de este fenómeno.

Indicó que la principal medida que deben adoptar los gobiernos es tomar conciencia de las consecuencias que se padecerán a largo plazo y su impacto social y económico.

¿Por qué la comunidad internacional demora en la toma de disposiciones para frenar el cambio climático?

Es un enorme desafío motivar la voluntad política para tomar medidas en esta área donde los efectos se ven recién a largo plazo. Los actores políticos tienden a favorecer aquellas decisiones cuyos resultados son visibles en poco tiempo. Entonces, tiende a prevalecer una visión 'cortoplazista'.

Con las personas sucede lo mismo que con los políticos. Tendemos a focalizar en problemas del corto plazo en vez de priorizar los procesos largos. Esto es algo desafortunado porque si pudiéramos intervenir en este momento, la respuesta sería económicamente eficiente.

En salud pública, usamos una parábola para ejemplificar esto: En un pueblo al costado del río los pobladores descubren que hay personas que son arrastradas por la corriente. Entonces tratan de rescatarlos y auxiliarlos pero, mientras están ocupados haciendo eso, a nadie se le ocurre ir río arriba para descubrir quién los está empujando.

¿El problema tiene que ver con la falta de concientización tanto a nivel dirigencial como de la sociedad en general?

Con mi trabajo, trato de identificar las cosas que podemos hacer para motivar la conciencia sobre los efectos del cambio climático. Hasta hace poco tiempo, era visto como un problema de recursos naturales y su protección. Pero eso es impreciso. Afecta a todas las personas y no sólo a los animales y la naturaleza. Si podemos cambiar la imagen del cambio climático, la imagen de un oso polar que se está ahogando por la de un niño que se está muriendo por malnutrición, podríamos marcar una diferencia en la forma en que se visualiza su impacto.

Muchas de las consecuencias del cambio climático son problemas que ya existen, pero si no los solucionamos se harán mucho peores. Ya vemos esas imágenes de pequeños que están muriendo por desnutrición. Es una cuestión que va a exacerbar muchos problemas que fueron ignorados por el entorno legal y político actual. Tenemos el conocimiento y la tecnología, sabemos cómo resolver estos problemas, pero todavía tenemos que motivar a los líderes para que lo hagan. Hay que recordar que son cuestiones que afectan a los sectores más pobres en los países pobres y también en los ricos.

¿Cuáles son las enfermedades que se están viendo en salud pública a partir de este fenómeno?

El mayor impacto del cual la gente está tomando conciencia es el de los desastres naturales como inundaciones, tormentas tropicales, olas de calor. El cambio climático está contribuyendo con la frecuencia y la severidad con que suceden estas tragedias. Y en algunos casos, se ven afectadas algunas áreas que nunca las habían sufrido.

Y todos ellos tienen un significativo impacto sobre la salud. Tendemos a darnos cuenta de los daños inmediatos, pero también hay efectos a muy largo plazo que, en realidad, son más significativos.

Las poblaciones son desplazadas y pueden llegar a refugios con condiciones de insalubridad donde se exponen al contagio de infecciones, como ocurrió en Haití con el cólera y el dengue. También existen las cargas emocionales y psicológicas sobre quienes vivieron estos desastres. Otra cosas que descubrimos a partir del huracán Katrina es que las personas que padecían alguna enfermedad crónica, como las cardiovasculares o la diabetes, al ver interrumpidos los cuidados sufren un empeoramiento en sus cuadros.

Hay otros procesos que son más graduales, como la contaminación ambiental, que se hace peor por el calor, que ayuda a la fabricación de más smog. Eso afecta las vías respiratorias, especialmente en quienes sufren alguna patología como el asma. Pero éstos son procesos lentos que pueden estar ocultos.

Una preocupación más reciente es cómo el cambio climático puede promover la aparición de enfermedades transmitidas por vectores como los mosquitos y los roedores. Cuando el medioambiente cambia, pueden entrar en mayor contacto con los humanos. Lo hemos visto con el hantavirus, la malaria y el dengue.

Teniendo en cuenta este escenario, ¿cuáles serían las primeras medidas que idealmente tendría que consensuar la comunidad internacional para combatir el cambio climático?

Si bien lo que se llama la mitigación del cambio climático, que evita la emisión de gases, es un proceso global y sus beneficios también son globales, la adaptación para prevenirlo es un proceso local. Los impactos se dan diferente según el área.

Pero a nivel mundial, hay una serie de roles deseables para la comunidad internacional. Uno es la financiación y el acuerdo mundial para el cambio climático que debe incluir la asistencia para los países en desarrollo y los pobres. Además, debe desarrollar modelos de aproximación que puedan ser adaptados por cualquier ciudad o Estado.

Actualmente, la comunidad internacional está haciendo mucho de este trabajo, pero aún no es suficiente. Al mismo tiempo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) está ofreciendo apoyo para promover, en sus países miembros, políticas de salud relacionadas con esta problemática. Pero uno de los desafíos es que poder integrar todos los trabajos que se hacen en diferentes sectores porque no siempre están operando juntos. Es necesaria la integración en todos estos niveles.

 

imagenes relacionadas ver +

Cambio climático

Cambio climático