“Los perros tienen una sensibilidad del 96% en la detección del cáncer”

Daniel Hacohen

“Los perros tienen una sensibilidad del 96% en la detección del cáncer”

No hay duda. El mejor amigo del hombre es el perro. No sólo porque sea cariñoso y leal, sino porque también son la mejor tecnología disponible para detectar el cáncer en etapas tempranas.  

Para saber un poco más sobre el fascinante mundo de los perros detectores de cáncer, hablamos con Daniel Hacohen, el único entrenador de toda latinoamérica certificado en Biodetección y perros detectores de cáncer por la Fundación In Situ, quien también se desempeña como Director de Urban Dogs.

-¿Cómo y cuándo comenzó a trabajar con los perros en general? ¿Y con los detectores de cáncer?

Fue luego del terremoto de Haití (2010) que personalmente noté, y me marcó el trabajo de los perros de búsqueda para encontrar personas sepultadas. Personas que seguramente hubieran muerto de no ser localizadas a tiempo.

Yo iba a viajar en un primer contingente a apoyar en tareas de búsqueda y rescate por mi experiencia y entrenamiento como bombero y paramédico, pero a última hora fue cancelado el viaje por problemas de seguridad en la zona. A los meses de eso adquirí mi actual perro y empezamos a entrenar formalmente.

Hace 5 años aproximadamente, como parte de mi formación, descubrí que existían los perros detectores de cáncer. Mis antecedentes de bombero/paramédico y mi vocación personal por la medicina hicieron que mis dos pasiones pudieran cumplirse en el combo de "vocación por salvar vidas" y "entrenamiento canino".

Esto me llevó a buscar a quienes ya lo estaban haciendo. Los únicos que lo estaban haciendo de manera realmente seria, estandarizada y protocolar eran la Medical Detection Dogs del Reino Unido y la Fundación In Situ de Estados Unidos. De ambas, la única que abrió el espacio para certificar, transmitir sus conocimientos y experiencia sobre el tema fue la Fundación In Situ.

Dina Zaphiris, la creadora de la Fundación fue la primer entrenadora y pionera en el entrenamiento de perros detectores de cáncer en el mundo, realizando el primer estudio/investigación en el 2003 a cargo del Dr. McCulloch, publicado en el 2006. Lo menciono porque si bien después de este primer estudio han surgido unos 500 replicándolo, el estudio de Dina es el único publicado a nivel de "peer review joournal" por una revista oncológica (journal médico), que es la máxima acreditación médico-científica que puede tener un estudio. Es lo más serio y formal que existe, por lo que si pasó la revisión y se publicó, es porque se considera como válido.

-¿Cómo fue el proceso para certificarse en Bio Detección?

Fue complejo porque no todos tienen la experiencia y conocimiento real en la materia. Hoy en día cualquiera cree que porque tiene conocimientos en detección pueden replicarlos en Biodetección, pero no es lo mismo. Yo sabía que la única manera de hacerlo era con alguien que realmente tuviera el conocimiento, el soporte científico y la experiencia. Ahí fue donde di con Dina y la Fundación In Situ.

Arreglé todo lo relacionado al viaje y fui. Realicé todo el entrenamiento, capacitación y evaluación, lo que me dio no solo el conocimiento y certificación, sino todo el protocolo, procedimientos y manuales que Dina ha recopilado a lo largo de 15 años.

Hoy puedo decir que soy el único latinoamericano con esta certificación y conocimientos. Cuento con el total apoyo de la Fundación In Situ para llevar esta ciencia y aplicarla en Latinoamérica, y esa confianza no es poca cosa, al contrario, habla de la calidad y seriedad de lo que estamos realizando nuestro trabajo.

-¿Hay razas que responden mejor al entrenamiento para detectar el cáncer que otras?

No y sí. No en el sentido de que cualquier perro tiene los aparatos y capacidades olfativas, pero SI en el sentido de que no todos tienen la facilidad y las capacidades ideales. De la misma manera no cualquier perro cumple con los requisitos para ser un perro lazarillo o un perro detector de drogas o explosivos.

Además, no sólo cuenta la capacidad del perro, sino la capacidad que tiene el entrenador. El perro puede ser excelente, pero quien entrena al perro aprovecha al máximo sus capacidades, y será quién realmente podrá sacar lo óptimo del perro. Si bien el perro tiene su capacidad, es el entrenador con el conocimiento correcto el que logra la combinación perfecta.

-¿Está trabajando con algún hospital/médico en Latino américa? ¿Y en Argentina?

Tenemos médicos que ya están listos para empezar a trabajar con nosotros en Estados Unidos, Centro América y Sur América, pero todavía hay cosas que hay que terminar de cerrar.  Esto no es solo entrenar un par de perros y hacer algún estudio, para llevar esto a cabo, para que sea una ciencia estandarizada y reconocida mundialmente en la comunidad médico-científica, se necesitan otros eslabones de la estructura y eso es a lo que estamos apuntando.

-¿Qué le diría a quienes todavía no creen en la eficacia de los perros detectores de cáncer?

No hace falta que me crean, pueden comprobarlo. Mi palabra es solo eso, pero lo que es innegable son los valores publicados desde hace 15 años que demuestran la sensibilidad del 96% y especificidad del 99% en detección de cáncer por parte de los perros. Agarren los estudios que están publicados y compárenlos con lo más moderno que tiene la medicina y la tecnología disponible hoy en día.

No es una competencia, como tampoco de quitarle un espacio o negocio a lo que existe hoy o al mercado farmacéutico cómo a veces me plantean.

Los perros detectores de cáncer son el único método disponible hoy en día para detectar cáncer de forma temprana. Hacen un trabajo que ninguna tecnología o examen disponible puede lograr. Vienen a apoyar y cubrir un vacío de lo que existe, pero lo más importante, es que vienen a salvar vidas.

Continuamente escucho la frase “si esto hubiera estado disponible, mi papá o hijo estaría hoy vivo” ó “lo hubiéramos encontrado a tiempo y lo hubiéramos podido curar”. Luego de 6 años y 19 billones de dólares que invirtió el pentágono, se demostró que la tecnología más efectiva en detección es el perro.

Si la vida de un presidente, de personas en un aeropuerto, la salud de un diabético o el camino de un ciego está confiado a las capacidades de un perro, no veo porqué el perro no puede ser la mejor tecnología hoy en día en detección de cáncer. Hasta que eso cambie o se desarrolle la tecnología que lo pueda hacer por el perro (y estamos lejos de eso), el perro es lo mejor que hay hoy en biodetección de cáncer y estamos perdiendo el tiempo y vidas mientras esto no se utiliza.

Según la OMS, 1 de cada 3 personas va a padecer cáncer en su vida. La pregunta es, ¿podremos encontrarlo a tiempo?

 

Para más información: https://www.youtube.com/watch?v=mynJNpcuH8U&feature=youtu.be

Facebook: @Perrosdetectoresdecancer

Contacto: info@perrosdetectoresdecancer.org

Por María Sol Olivera


imagenes relacionadas ver +

Daniel Hacohen

Daniel Hacohen