Fuente: Diario La Nación | Junio 15, 2005 Recomendar esta nota Recomendar

Materiales reciclados, un negocio económico y ecológico

Poco a poco se va expandiendo el interés por utilizar residuos de construcción y demolición (RCD) en las nuevas edificaciones, aliviándose así el problema ambiental que origina su desecho. Como RCD se considera el material generado por la construcción y demolición de edificios, e incluso residuos de cascajo, tierra, asfalto, hormigón, madera y metal.

El ingeniero Johan Put, representante de la consultora EnviroChallenge, contó la experiencia europea al respecto, luego de su exposición en el seminario Reciclaje de residuos de construcción y demolición el 19 y 22 de abril último, organizado por MacFarlane Consultancy, Eurocentro Patagonia y el Centro de Estudios y Desarrollo de Tecnologías y Producción de la Universidad de Palermo.

-¿Qué beneficios trae la técnica del reciclaje de los RCD?

-Aunque no hay porcentajes predefinidos, sabemos que se logran ahorros importantes; menor contaminación, gracias al uso de materias primas secundarias en vez de primarias para la construcción de carreteras y edificios; además de la creación de un nuevo sector y una nueva actividad con nuevas oportunidades de empleo.

-¿Por qué se desarrolló esta técnica en Europa?

-El motivo fue la escasa cantidad de materias primas vírgenes en lugares como los Países Bajos, donde el suelo no existe. La Argentina es un país grande y con marcadas diferencias regionales, y si quiere crear un ciclo de construcción con materiales reciclados y con buenos productos finales va a necesitar de buenas industrias de demolición, que creen residuos limpios y buenos materiales secundarios a partir de su trabajo. Pero también debido a las altas tarifas que se aplican por el vertimiento de desechos de construcción.

-¿En qué consiste la demolición selectiva?

-Son plantas de tratamiento de los RCD que se pueden transportar hasta el lugar de la obra para tratar materiales y elementos de construcción que contienen asbesto, por ejemplo. Es fundamental reconocer la presencia del asbesto por su alto grado de contaminación.

-Uno de los puntos críticos para la aplicación de los RCD en nuestro país puede ser el costo de las maquinarias y equipos, principalmente las trituradoras.

-Existen posibilidades para las empresas latinoamericanas. Podemos ayudarlas a elegir adecuadamente los equipos que necesitan y buscar una trituradora, una criba o una combinación de ambas, capacitando al mismo tiempo al personal técnico encargado de su operación. En ese caso se puede utilizar los instrumentos que ofrece el Programa de Al-Invest para América Latina, un plan de la Comisión Europea iniciado en 1994 con el propósito de impulsar y fortalecer la cooperación económica entre las empresas europeas y latinoamericanas, promoviendo las inversiones y el flujo comercial entre ambas regiones.

Gustavo Di Costa

Fuente: La Nación (Argentina)
Junio 15, 2005