Fuente: Carlos De Paz | Abril 17, 2004 Recomendar esta nota Recomendar

Diseño Humano Sostenible en el Ecosistema Urbano Marginal de Villa

-Carlos Machuca homo sapiens complexo - 1º lugar a estudiante en el concurso de convocatoria nacional en Perú sobre ARQUITECTURA EMERGENTE efectuado por la REVISTA ARKINKA el mes de febrero de 2004.

.

.

.

.

.

.

.

 y cuando desperté...


...la megalópolis enajenada...



...todavía estaba allí...

...de cuando Carlos Machuca tomó conciencia de su
condición ficticia

...y la observé primero como un confuso paisaje; luego, minuciosamente por partes, trabajosamente por secciones, incansablemente por unidades, y así, inexorablemente hasta el vértigo… Entonces ocurrió lo que no puedo olvidar ni comunicar. Ocurrió la unión con el universo, el entendimiento… vi la complejidad de lo sagrado y lo profano, lo uno y lo múltiple, el azar y la necesidad… y entendiéndolo todo, alcancé también a entender la escritura de la ciudad...

Una intrincada traza de relaciones urbanas; sociales, económicas y ambientales –superpuestas y simultáneas– redes de intercambio de materia, energía e información. Una telaraña insensatamente sustentada, terriblemente simple y difusa… Pronto entendí también, que mi biología mental difería del común, que mi tiempo era antiguo y próximo, y tuve que comprender –no pude no hacerlo– que mi presencia era clandestina, un asunto irreal...

de cuando Carlos Machuca decide propiciar su existencia

...Habría talvez una explicación para semejante suerte, obviamente, también la entendí. Soy una posibilidad viable y adecuada de ser  y estar, un sueño pragmático de desarrollo humano sostenible, una idea saludable y necesaria de hombre y ciudad… he ahí la nulidad de mi existencia, no se puede ser en tal circunstancia terrenal. Mas tarde, repuesto de la impresión, deseé superar mi condición de suspiro aletargado, quise ser ciudad, quise ser humano… Después de insomnes cavilaciones decidí generar un proyecto para insertarme gradualmente en la realidad.



EL CIRCO DE LAS CIRCUNSTANCIAS MEGADIVERSAS

Los asentamientos humanos de los Pantanos de Villa –que poco difieren de sus homólogos urbanos– constituyen una realidad invisible, urgente y postergada de la ciudad de Lima, una realidad que hace tiempo me buscaba… Y fue allí donde encontré el escenario óptimo para generar una dinámica socio-económica-ambiental sostenible, ¿dónde mejor que donde resulta mas necesario? No diré las fatigas de mi labor –no ahora que parece tan sencilla la solución– me limitaré a esquematizar la ruta depurada de mi razonamiento...



LOS PANTANOS DE VILLAREPRESENTAN EL ÚLTIMO REFUGIO DE VIDA SILVESTRE DE ALTA BIODIVERSIDAD EN EL AREA LIMA METROPOLITANA

Un ecosistema urbano se afirma en la entropía informativa que organiza al cuerpo en el consumo de materia y energía. Es una fórmula sencilla: un SISTEMA COMPLEJO sustenta que a mayor calidad de información –entropía informativa– menor será el consumo y desperdicio de materia y energía. Para el caso inverso: un SISTEMA SIMPLE, sustenta, que a menor entropía informativa, mayor entropía material y energética. Quien haya leído con atención mi relato, habrá vislumbrado la congruencia de los términos complejidad y sostenibilidad...

LA DESCONTROLADA DINÁMICA URBANA DENTRO DEL AREA DE INFLUENCIA DE LOS PANTANOS, REPERCUTE DIRECTAMENTE SOBRE SU BALANCE ECOSISTÉMICO


Para los villanos de Villa, los pantanos representan una referencia colectiva de asociación; imagine Ud. domingos familiares –literalmente -junto a un escenario natural megadiverso, escuche Ud. a los niños que rien y lloran al jugar, escuche Ud. a las señoras que conversan sobre el futuro, escuche Ud al rumor humano que disfruta de un campeonato relámpago de fulbito… Un espacio público complejo y diverso. He apreciado, su manera de hacer ciudad viva, intensa por pequeños espacios de tiempo. Sin embargo comprendo que la ciudad no solo debe ser recreativa, sino que simultáneamente necesita ser educacional...

La hipótesis es que a través de la inserción de espacios públicos con nuevos códigos de intercambio de materia, energía e información, será posible incrementar la complejidad del ecosistema urbano marginal de villa para alcanzar la sostenibilidad del mismo. Aquí mi historia se confunde y se encuentra, sé que persigo un sueño inefable, pero que mas da, si es de lo que estoy constituido. Todo lo que vemos a nuestro alrededor fue utopía antes de ser realidad...

de cuando Carlos Machuca se convierte en un ser instante y eterno

Y me encontré buscando la manera de afectar positiva y gradualmente a una estructura urbana autogestionaria… registré la sintomalogía de su problemática –cuya especificidad tangible e intangible no cabe ser expuesta aquí pero que va mas allá del detrimento de sus redes sociales, la mermada economía local y el deterioro progresivo de su medio ambiente– sin embargo, heme aquí en la orilla de la dilucidación, la problemática es resultante de la condición de ciudad difusa que ha simplificado usos y funciones en el tiempo, desplazando la complejidad de su origen, para parecerse a eso que algunos llaman ciudad formal...

Concluí preciso consolidar tres centros complejos de desarrollo humano, a través de espacios públicos auto-sostenibles, operativos a partir del aprovechamiento de residuos urbanos locales y la utilización de energías renovables; infraestructuras multifuncionales, adaptables a necesidades ciudadanas imprevisibles; escenarios transdisciplinarios, constantes en su carácter educacional… Tres núcleos que modifiquen en el tiempo, la dinámica conductual social, económica y ambiental, traduciéndose como Centros de Servicios Educativos Comunitarios -que tampoco cabe aquí especificar- asociados como conjunto sistémico complejo.

Me empeñaré ahora en explicar como opera el factor complejidad en los tres centros; cada uno de ellos es al vez los tres y no uno solo, es decir, que bajo una lógica holística se establece que el conjunto es mayor a la suma de las partes. Siento que ahora y solo ahora empieza la verdadera historia; la ciudad difusa de hoy condena inercialmente a segregar usos y funciones, según las encuentre homogéneas o no. Como consecuencia de ello, se ha perdido la compacidad de la vida urbana, sustentada en la afirmación de la diversidad, de lo múltiple y de lo disperso...

Me limitaré a decir que la diversidad de usos y funciones en un mismo espacio, zona o sector, implica una mayor diversidad de portadores de información… imagine Ud. un lugar donde las personas compartan experiencias, actos multiples y simultáneos, un lugar sin ningún tipo de segregación, un lugar expreso para ser mas humanos, para sonreir, jugar y aprender… Como dije alguna vez… me doy cuenta que mi respuesta parece dibujar una quimera urbana, una sociedad onírica, una mera ilusión; sin embargo, la propuesta urbano-arquitectónica, no peca de utópica, sino, de posible.

¿Por qué no ha de ser posible un espacio público, que vaya mas allá de lo meramente recreativo, para convertirse en escenario –como ya lo dije antes– de nuevos códigos de inertercambio de materia, energía e información? ¿Por qué no ha de ser posible afirmar la multiplicidad de centros que operan como conjunto sistémico? ¿Por qué no ha de ser posible partir de la capacidad autogestionaria para generar algo de la nada? ¿Porque no ha de ser posible pensar en usuarios que mas allá de apreciar el espacio construyan un lugar?

Propongo un retrovirus urbano -mejor dicho tres que son uno- capaz de estimular puntualmente la complejidad del ecosistema urbano de Villa, operando directamente en sus afecciones socio-económica-ambientales, basando en ello su propia sostenibilidad. Espacios diversos que alimenten al ecosistema urbano con eventos de recreación-educativa que eleven la entropía informativa del sistema, para que éste a su vez pueda reorganizar el metabolismo en términos de consumo de materia y energía. Todo esto se basa en la lógica de la mínima intervención que genere la máxima efectividad posible. 

El final de mi historia solo es referible en metáforas, ya que solo sucede en la mente de quien me busca, aún así diré que existo en la inexorable necesidad humana de evolucionar a la complejidad empírica, científica y teológica, existo en la orilla de la realidad, a un paso, a un momento… Mi nombre es Carlos Machuca y soy un inexistente, sin embargo, soy quien urge ser.

.

.

.

Carlos De Paz Castillo

FACULTAD DE ARQUITECTURA, URBANISMO Y ARTESUNIVERSIDAD NACIONAL DE INGENIERIA · LIMA · PERU

Carlos Machuca discurre -muy a la manera Borgiana- sobre si mismo, en un tiempo esencial -el futuro- en una realidad urgente -la informal- y en ese ejercicio se apropia -burdamente- de la ineludible Ecología Urbana de Salvador Rueda Palenzuela, quien a su vez suma -solo por mencionar algunos- el Pensamiento Complejo de E. Morín, la Evolución del Caos de N. Hayles, los Sistemas Ecológicos de R. Margalef y la teoría de Desarrollo Sostenible de J. Naredo.

El hilo narrativo se sustenta delicadamente en la infame convicción de que los seres humanos perciben, conocen, evalúan y responden a su medio con una conducta, visible en la expresión física de nuestra ciudades, y por ende, la voluntaria evolución de las ellas, es paralela a la nuestra. Carlos Machuca es el hombre de algún futuro ajeno y plantea hoy un proyecto necesariamente transdisciplinar: el diseño del ser humano eventual… el homo sapiens complexo.
demalafe@hotmail.com

AUTORIA DEL TEXTO, FOTOGRAFIAS Y RENDERS : CARLOS G. DE PAZ  C.



Fuente: Carlos De Paz (FACULTAD DE ARQUITECTURA, URBANISMO Y ARTES -UNIVERSIDAD NACIONAL DE INGENIERIA · LIMA· PERU)
Abril 2004