Fuente: La Opinión (España) | Febrero 26, 2004 Recomendar esta nota Recomendar

El medio ambiente y la construcción de casas

Muchos se preguntan si hay pautas legales de tipo ambientalista para aquellos propietarios que desean remodelar o ampliar su vivienda

La pregunta es muy buena, porque en la práctica si bien la construcción ambientalista ha cobrado popularidad, no se ha contado con pautas generalmente aceptadas para los constructores de viviendas en el ámbito nacional.

Lo que existe son propuestas locales, creadas para tratar necesidades específicas o normas adaptadas de la construcción comercial, pero eso está por cambiar.

La Asociación Nacional de Constructores de Viviendas (NAHB) de EU está desarrollando pautas ambientalistas para la construcción que son exclusivas para los constructores de viviendas residenciales.

Uno de los objetivos es eliminar la confusión. Por ejemplo, algunos programas enfatizan el impacto ambiental mientras que otros consideran factores sociales, como si el proyecto brinda fuentes de trabajo a la población local, etc., según explica el doctor Patrick Moore un líder del movimiento ambientalista por más de 30 años, cofundador y antiguo presidente de la organización Greenpeace.

Aun más importante es el hecho que algunos programas no consideran el impacto de los materiales de construcción durante toda su vida útil, algo que es crucial. Mediante la consulta con los ambientalistas, industrias, constructores y demás, se espera que las nuevas pautas sean exhaustivas pero fáciles de poner en práctica.

Mientras tanto, los siguientes principios pueden servir como pautas para la construcción ambientalista, de acuerdo con Moore.

Materiales renovables

El hecho que nueve de cada 10 viviendas en EU tienen una estructura de madera significa que las personas ya han avanzado en su camino hacia la construcción ambientalista, ya que la madera es el principal material renovable de construcción, opina Moore.

Con respecto a la energía para calefacción e iluminación, los consumidores en ciertas regiones pueden también optar por energía “ambientalista” producida por el viento, agua o biomasa (generalmente deshechos de madera). Sin embargo, la tecnología más inocua para el medio ambiente es la bomba de calor geotermal, que usa energía renovable del suelo bajo la vivienda para brindar calor, aire acondicionado y agua caliente.

Ahorre energía

Para la elección tanto del tipo de energía que se va a suministrar al hogar como de los materiales de construcción, los consumidores deben instalar una bomba de calor geotermal y electrodomésticos Energy Star, sellar las puertas y ventanas y usar bombillas fluorescentes que consumen menos energía y duran más tiempo.

En cuanto a los materiales, la madera es un mejor aislante que el acero o el hormigón, y las casas con estructura de madera que están bien aisladas y selladas permanecerán naturalmente más templadas en el invierno y más frescas en el verano, lo que causará un consumo inferior de energía.

Menos contaminación

Con respecto a la contaminación causada al fabricar los materiales, las investigaciones indican que los productos de madera se fabrican con menos combustible fósil, contaminan menos el agua y el aire y tienen emisiones mucho más bajas de gases de invernadero que el acero y el hormigón.

Si bien las nuevas pautas están desarrollándose, un ambientalista sensato consideraría los materiales y la energía en términos del impacto total en su vida útil, prestando especial atención a la energía y materiales renovables.

Fuente: La Opinión (España)
Febrero 26, 2004