WWF/Adena inaugura su nuevo edificio ecológico

WWF/Adena presentó en Rueda de Prensa su nueva sede en Madrid, un edificio ejemplar bajo el punto de vista de su eficiencia ecológica en el contexto de la ciudad.

Suelos de corcho y pino molido, techos de virutas de madera, ausencia de PVC, pinturas y barnices sin compuestos contaminantes o tóxicos, máquinas libres de CFC y HCFC, sistemas de iluminación de bajo consumo, uso eficiente de la luz natural, medidas de ahorro de agua son algunas de las singularidades de este edificio que pretende demostrar la viabilidad y alta calidad de los modelos de construcción ecológicos. El constante crecimiento de la organización en los últimos años ha sido la causa de este cambio; un nuevo y completo programa de conservación, más personal, una nueva página web y, ahora, un nuevo espacio físico acorde a las nuevas necesidades de WWF/Adena.

El nuevo edificio de WWF/Adena, situado en el céntrico barrio de la Paloma de Madrid, ha aplicado numerosas medidas para el ahorro energético, de agua y reducción del uso de materiales contaminantes. Uno de los aspectos más importantes es el diseño interior, ya que de él dependen en gran medida las necesidades de energía eléctrica de la oficina. En este caso, todos los puestos de trabajo se han situado de forma perimetral junto a las ventanas, de modo que las horas de luz natural se aprovechan al máximo. Además, las dos plantas han sido comunicadas por medio de una escalera interior sobre la que se ha abierto una amplia claraboya que ilumina la zona central de la oficina. Los amplios huecos acristalados de los tabiques permiten el paso de la luz natural en todas las direcciones.

A parte de las medidas técnicas y de distribución adoptadas para crear el mejor aislamiento térmico posible, la nueva sede de WWF/Adena cuenta con equipos de iluminación de bajo consumo y temporizadores y detectores de presencia en áreas comunes. Además, WWF/Adena ha firmado un documento de adhesión y compromiso con el Programa Greenlight de la Comisión Europea para promover el ahorro eléctrico en la iluminación de oficinas, por el que nos comprometemos a que nuestros consumos sean evaluados durante los próximos años.

También se ha reducido al máximo el uso de materiales contaminantes, eliminando todos los elementos de PVC y sustituyéndolos por otros materiales en conducciones de agua, cableado, componentes eléctricos, etc. Además, los suelos son de linóleo, una mezcla de corcho, pino molido, yute, resinas naturales y aceite de linaza. Techos compuestos de virutas de madera prensada y magnesita, utilización de pinturas y barnices al agua, sin disolventes, ni compuestos amoniacales o metales pesados u otros compuestos tóxicos nocivos o utilización de máquinas de aire acondicionado libres de CFC y HCFC, son otras medidas adoptadas. Todos los sistemas de uso de agua permiten un ahorro notable, habiendo seleccionado e instalado griferías monomando, perlizadores en baños y cocina y cisternas de doble descarga en todos los baños.

WWF/Adena está convencida de que incorporando algunas de estas medidas a las normativas sobre construcción se podrían conseguir importantísimos ahorros energéticos y reducciones en nuestras emisiones de CO2 a la atmósfera. La nueva sede de WWF/Adena está abierta a todos los socios y voluntarios de la organización y al público en general que quiera acercarse a conocernos y colaborar con nosotros.

Fuente: Miguel A. Valladares
Diciembre 20, 2001