Buenos Aires, ciudad contaminada

Autos

Buenos Aires, ciudad contaminada

Un capitulo entero del Plan urbano Ambiental, esta dedicado a las problemáticas de contaminación ambiental, haciendo referencia al desajuste entre la oferta de recursos provista por el sistema natural y el social y las necesidades humanas.

Entender a una ciudad con la escala de la muestra, "Una Metrópolis", implica relacionarse y comprometerse con una serie de problemas de difícil solución, son piezas de un rompecabezas de igual forma, donde uno debe elegir como y que priorizar para lograr un desarrollo ideal.

Los principales problemas ambientales detectados son: las inundaciones, la contaminación hídrica, la degradación de las costas, el ruido, la contaminación del aire, el manejo inadecuado de los residuos, los problemas derivados del actual modelo de transporte de bienes y personas, el deterioro y la escasez de equipamiento y los servicios de red.

LAS INUNDACIONES

Las inundaciones son provocadas en general por fuertes lluvias y por sudestadas del Río de la Plata, que los sistemas de desagües son incapaces de escurrir.
Los problemas van desde la insuficiencia de la red, problemas de escasez de limpieza de los conductos, rellenos de áreas en la costa que dificultan la salida y falta de mantenimiento, hasta los taponamientos de las alcantarillas generados por los residuos sobre la vía publica, como ocurrió en la ultima inundación en febrero de este año.
Las inundaciones se registran en las zonas mas bajas de la ciudad. En los terrenos que en un principio habían quedado libres por su condición y que fueron ocupándose y rellenándose con el crecimiento masivo y espontáneo.

CONTAMINACIÓN DEL AGUA Y LAS COSTAS

Las causas de la contaminación son diversas, algunas de difícil y casi imposible reversión.
Como enumerábamos en la nota anterior, "Bs. As. Un río sin costa", las principales fuentes de contaminación del río son: las aportadas por las descargas de los arroyos entubados, Medrano, White, Vega, Maldonado y Ugarteche; por los entubados pluviales de Puerto Madero y la ex ciudad deportiva de La Boca; y el Riachuelo y el Matanza.
Estos arroyos subterráneos y ríos recorren caso la totalidad de partidos del gran Buenos Aires y barrios de la capital, arrastrando nuestros residuos, afluentes cloacales e industriales, contaminado todo a su paso, navegando hasta llegar a su fin, contaminar el agua y sus costas.
El resultado se ve reflejado en un estudio realizado en el año 1997 por aguas argentinas, OSBA y el servicio de hidrografía naval: " Hasta los 500mts de la costa el agua del Rio de la Plata es inapropiada para el contacto directo".

CONTAMINACIÓN SONORA

Es demencial que uno este acostumbrado a pararse en esquinas de 75 db a esperar a alguien o a cruzar una calle. Pero estas cosas suceden a diario sin que nos demos cuenta. Nuestros oídos están acostumbrados a todo tipo de ruidos: motores, bocinas, aviones, bombas de estruendo, bombos, etc.
La mayor parte de las esquinas de los centros porteños están por encima de los limites aceptados de sonoridad. Se observa una correspondencia entre el máximo de ruido y las características de volumetría, composición y grado de congestión del flujo vehicular. Así como también influyen factores como el tipo de vehículos, la clase de pavimentos y las modalidades de conducción.

CONTAMINACIÓN DEL AIRE

Las áreas con mayor nivel de contaminación del aire, coinciden, en general, con las de mayor nivel de ruidos. Fundamentalmente se debe a los gases derivados de la combustión de fuentes móviles, vehículos particulares, transporte publico y de carga; y a las fuentes fijas como las industrias.
El aumento de la contaminación del aire se debió al aumento del parque automotor, especialmente del derivado del uso de auto particular, la falta de mantenimiento de los mismos, la escasez de inspecciones y la desactualización de normativas vigentes.

"Como en muchos otros campos de la realidad, en las decisiones que tienen que ver con la ciudad de Buenos Aires, se han combinado históricamente, enfoques que tendían a acompañar con las intervenciones humanas, la lógica de los procesos naturales, con otras que confiaban en la omnipotencia de la razón por sobre los condicionamientos de la naturaleza. Los cambios se producen cuando una de estas perspectivas deja de ser balanceada por la otra".

Plan urbano ambiental

Estamos muy lejos del concepto de "polis" ideal griega. Las cifras en cantidad de habitantes, equipamiento, profesionales, etc. de la ciudad llegan a ser tan escalofriantes que parece natural que se produzca tal desequilibrio. Ya que las ciudades fueron pensadas para alojar cantidades inferiores de habitantes, diseñadas bajo un determinado esquema y fueron creciendo espontáneamente.
Se llenaron espacios residuales, se subpoblaron zonas criticas, se cosió la ciudad con grandes arterias de circulación pobladas de gigantes de lata y polución y se perdió el sentido de la escala de la ciudad inicial.

Es necesario pensar en la escala de una "Megapolis". De buscar las relaciones entre los distintos sistemas para lograr un equilibrio entre la naturaleza, el hombre y sus necesidades.

Por Arq. Lucila Perez Elizalde
Agosto 2001

imagenes relacionadas ver +

Autos

Autos