Arquitectura, tecnología y ambiente

El desbalance de los ecosistemas naturales de la Tierra es uno de los grandes problemas que hoy enfrenta la humanidad. Este desbalance se considera amenazador para numerosas especies vegetales y animales incluyendo los humanos. La mayoría de los ambientalistas culpan a la "Tecnología" de estos problemas arguyendo que la tecnología es responsable de la polución del aire, el agua y el suelo.

La Tecnología, entendida como el estudio sistemático de técnicas para fabricar y hacer cosas , ha sido utilizada por la humanidad desde sus inicios; incluso los primeros utensilios usados por los hombres primitivos para cazar son considerados avances tecnológicos. Sin embargo, desde la Revolución Agrícola y especialmente desde la Revolución Industrial, el desarrollo tecnológico y su uso destinado al dominio de la naturaleza por parte de los seres humanos ha sido muy acelerado. Así también se han acelerado sus efectos sobre la Naturaleza y sobre su resiliencia, o sea la capacidad de ésta para recobrarse de un cambio o adaptarse fácilmente a él. Los avances de la ciencia y la tecnología también han hecho posible que los humanos vivan vidas más largas y confortables; al mismo tiempo, este mejoramiento en la calidad de vida ha producido un aumento de la población mundial hasta un punto tal que la presión sobre los recursos naturales es excesiva.
Hay personas que sostienen que para preservar un balance ambiental saludable, la humanidad debería abandonar la tecnología y volver a una "forma de vida más natural". Esta alternativa ya no es posible porque la humanidad (no importando su naturaleza o su grado de evolución) ha elegido el camino de la tecnología, y ha logrado avances determinantes en este camino que no está dispuesta a abandonar. También podemos agregar que el alto grado de sofisticación tecnológica al que al hemos arribado puede muy bien ayudarnos a precisar las causas y efectos de los desbalances ambientales así como también generar las herramientas para solucionarlos. Porque "debe decirse que la culpa por este abuso de tecnología que lleva al desperdicio recae sobre el hombre mismo y no sobre los utensilios que éste utiliza"1, vale decir que los avances tecnológicos en sí mismos no son los generadores de los desbalances ambientales sino el cómo y el para qué los utilizamos.

En lo que atañe a la Arquitectura, su historia es paralela a aquella de los avances tecnológicos. La Arquitectura comienza cuando el hombre, habiendo aprendido a cultivar, entonces capaz de dejar la vida nómada y establecerse en un lugar fijo, transforma su entorno natural y crea espacios artificiales en busca de un hábitat confortable. Por estar tan fuertemente relacionada con la Tecnología, también recae sobre La Arquitectura y el Urbanismo la culpa por los desbalances ambientales.
Por lo dicho anteriormente, la responsabilidad que los diseñadores tienen para con el ambiente reside entonces, en la correcta elección de las tecnologías a utilizar y no en la abolición de la tecnología en su totalidad.
Dentro de este contexto, el concepto de sustentabilidad se ha introducido recientemente dentro del campo de la Arquitectura, en la forma de diseño sustentable, o diseño verde. Los conceptos de sustentabilidad pueden actuar como un marco de referencia dentro del cual tomar las decisiones sobre las tecnologías a implementar para lograr una arquitectura ambientalmente responsable.
Se plantean sin embargo muchas disyuntivas... ¿Es más sustentable construir en zonas rurales por su relación cercana con la naturaleza, o lo es construir en zonas urbanas por los beneficios en su economía de escala? ¿Es mejor usar cemento en nuestras estructuras porque tiene menor contenido energético que el acero, o lo es usar acero cuya producción produce menos dióxido de carbono que la del cemento y en muchos países como en los Estados Unidos es el resultado del reciclado ya sea de autopartes o de viejas estructuras? ¿Es bueno construir edificios altos porque liberan tierras fértiles para el uso agrícola al densificar las ciudades, o lo es construir edificios bajos que no necesitan de circulación vertical y complicadas estructuras por lo que requieren menos energía para su construcción y funcionamiento? ¿El uso del aluminio es considerado sustentable porque contribuye en la fabricación de aberturas más herméticas que permiten un mayor control del energético o no lo es porque su contenido energético es muy alto, aunque a la vez si es reciclado su contenido energético baja abruptamente? ...
No hay, como se ve, una receta única para el uso ambientalmente responsable de la tecnología en la edificación. Algunas tecnologías serán más apropiadas que otras dependiendo del uso del edificio, su escala y ubicación. Incluso así, una vez que estas variables de uso, escala, y ubicación hayan sido establecidas, la decisión entre el uso de diferentes tecnologías puede generar una tabla de pros y contras difícil de evaluar. Los costos y el tiempo de recupero del capital invertido en los sistemas tecnológicos ambientalmente responsables también deben ser evaluados y son elementos muy importantes en el proceso de toma de decisiones.
Por otra parte, y para concluir no podemos tampoco pasar por alto la advertencia que hace Catherin Slessor en su libro Eco-Tech: Sustainable Architecture and High Technology: "Sería por supuesto simplista concluir que la tecnología tiene todas las respuestas; los beneficios de los avances tecnológicos se ven anulados sino están aplicados al beneficio social. Arquitectos, ingenieros, urbanistas y políticos están comenzando lentamente a balancear las necesidades presentas con las responsabilidades futuras" .

*Arq Andrea Libovich
andrealibovich@hotmail.com
Córdoba - Marzo 2002

*Andrea Libovich ha recibido su título de Arquitecta de la Universidad Nacional de Córdoba en Argentina y de Master en Diseño Arquitectónico de la Universidad de Cornell en los Estados Unidos. Es ex-becaria Fulbright. Actualmente dirige una consultoría en Arquitectura Ambiental.
andrealibovich@hotmail.com

Eco2site agradece su colaboración