Los arquitectos y la ciudad

A causa de una reestructuración del organigrama funcional, después de desempeñarse con tres jefes de Gobierno, dejó su cargo de secretario de Planeamiento el arquitecto Enrique García Espil. El licenciado Eduardo Epstein cubre ahora las funciones de secretario de Medio Ambiente y Planeamiento Urbano.

Y, como subsecretaria del área, fue designada la arquitecta Margarita Charriére, que ocupa ese cargo desde el 13 de mayo último. La nueva funcionaria es bien conocida en los ambientes de la arquitectura y el planeamiento urbano por sus estudios (siempre proclama su condición de discípula de Odilia Suárez y Eduardo Sarrailh) en la Argentina y en Francia, y por sus tareas en el campo de diseño y el planeamiento urbano tanto en la actividad privada como en la función pública.

Por otra parte, en el campo de acción del Gobierno de la Ciudad, trabajó durante varios años en los estudios y operativos tendientes al mejoramiento y recuperación del barrio de La Boca, una iniciativa que registra concreciones visibles como las obras de control de inundaciones y la recuperación urbanística de la ribera.
Como hay una notoria inquietud entre muchos profesionales que trabajan dentro de la ex subsecretaría de Planeamiento con relación a su futuro laboral, la arquitecta Charriére subraya que "tenemos muy buena masa crítica de personal de planta, un capital humano excelente. El trabajo de La Boca lo hice con esa planta, con muy poca gente y sin contratar a nadie. Hice lo que había que hacer y el resultado fue bueno".
En relación con la tarea inmediata, Charriére juzga que el Plan Urbano Ambiental (PUA) debiera ser prontamente aprobado; en ese sentido, dice: "La Legislatura tiene que convocar a una audiencia pública y sería bueno que eso fuera pronto. Este es un buen momento para acordar los procesos de construcción y reconstrucción de la ciudad".
"El viernes 7 de junio -continúa- tuvimos una primera reunión en la Legislatura, en la cual se destacó la presencia de numerosas ONG y de muchos legisladores en representación de los distintos bloques, que coincidieron en la necesidad de encontrar consenso para destrabar la primera sanción y posterior discusión en audiencia pública de los aspectos centrales del PUA. La aprobación definitiva del Plan como ley-marco, de acuerdo con el artículo 29 de la Constitución de la Ciudad, permitirá avanzar en la discusión acerca de los proyectos que permitirán materializar las estrategias acordadas en esta etapa."
A propósito de la relación entre los profesionales y el gobierno, la subsecretaria sostiene que es preciso articular "el encuentro de los arquitectos con la ciudad", entendiendo que dicha relación no debe ser un mero trámite. No debería serlo: cada vez las gestiones deben ser más breves, más fáciles y más transparentes.
La entrevista concluye y la arquitecta Charriére señala que "la profunda crisis socioeconómica que vivimos nos obliga a atender la coyuntura y, al mismo tiempo, evitar que el soporte físico de la ciudad se degrade; esto es, mantener el chasis de esta ciudad". Yse propone hacer esto con alternativas válidas y la construcción transversal como garantía de eficacia y legitimidad.

Por Luis J. Grossman
Fuente: Diario La Nación
Julio 2002