La arquitectura bioclimática surge con nuevas propuestas

Bajo el título de Paisajes híbridos , el Colegio Oficial de Arquitectos de Aragón se abre a una serie de proyectos de vanguardia relacionados con la arquitectura y los límites paisajísticos llevados a cabo en Francia por ocho arquitectos del país vecino. Una exposición sobre diferentes soluciones al actual debate urbanístico de la ciudad del siglo XXI, centrado en propuestas referidas al medio ambiente, la ecología y el desarrollo de los recursos naturales en viviendas y edificios públicos, que puede verse hasta el próximo 30 de agosto.

Ya en la última edición de los premios García Mercadal, otorgados por el Colegio de Arquitectos, se pudo comprobar la creciente sensibilidad de la sociedad por la integración de la naturaleza. En esta ocasión, el jurado concedió prioridad absoluta en sus galardones a los trabajos de conservación y rehabilitación de viviendas y edificios no residenciales en zonas rurales.

Ahora, en esta muestra --organizada por la Asociación Francesa de Acción Artística y el Ministerio francés de Asuntos Exteriores en colaboración con el Instituto Francés de Zaragoza--, el colegio no sólo exhibe estrategias de fusión, camuflaje o desaparición de la arquitectura, sino modelos concretos de traslación de las nuevas tecnologías y materiales al medio ambiente.


Bloques de viviendas
ecológicas
 
-Muestra-

LOS TRABAJOS

Dominique Jakob (1996) y Brendan MacFarlane (1961) --autores de la renovación del restaurante Georges del Centro Pompidou de París--, desarrollan la Casa Puzzle (1996): "La casa, la naturaleza, las carreteras, etc, son piezas de un puzzle en un espacio deformado y estructurado. Así, las casas ya no tienen fachadas, aparte de la extensión verde del césped, común a los usuarios".

Anne Lacaton (1995) y Jean Philippe Vassal (1954) buscan la economía. Su casa construida en 1998 en Cap-Ferret está suspendida entre árboles, por lo que el impacto en el paisaje es mínimo. También muestran la Maison de Coutras , una edificación del 2000 formada por dos invernaderos agrícolas. "La casa es ocupada de forma variable según las estaciones y el uso, con una regulación térmica en paredes y tejado".

Paisajes híbridos refleja también el proyecto de 1999 para la Biblioteca Universitaria de St Quentin, en Yvelines, de Pierre du Besset (1949) y Dominique Lyon (1954). Transparencias a base del uso del cristal y de plataformas que continúan con tejados-terrazas tapizadas de verde.

Jacques Moussafir (1957) es un buscador de interioridades en La casa de Adán en el paraíso , una vivienda en construcción situada en un huerto en el centro de una manzana de Montreuil. "Los límites se confunden con la huerta y el cielo, sustituyendo el diálogo horizontal con la ciudad con el vertical de los elementos naturales", dice.

Marin-Trottin y Paillard-Jumeau se inspiran en el camuflaje en Swimming House (2001) y Mr. House Pompone (2001). Manuelle Gautrand destaca por sus innovaciones asociadas a la estética. Con criterios de consumo de agua y energías limpias, ha diseñado 110 alojamientos en Rennes (2001) fruto de una investigación de materiales, resoluciones de tejados e instalación de captores solares.

Duncan Lewis (1959), Hervé Potin (1972), Pascal Riffaud (1969), Benoît Fillon (1970), Denis Brillet (1971) y Stephane Lagré (1969) muestran la Ciudad del Mar (2001): "Cinco jardines que caminan al mar a partir del estudio cartográfico de las placas tectónicas. Una integración del océano como recurso natural sostenible".

Por último, François Roche (1961) y Stéphanie Lavaux (1966) traen La casa en los árboles (1944), para un agricultor del bosque de Compiègne. Un habitáculo disimulado entre hayas centenarias.

EN ZARAGOZA
UNOS CRITERIOS QUE AVANZAN

Las resoluciones bioclimáticas despuntan, tímidamente, en Zaragoza. El proyecto pionero fue el hace 15 años en un unifamiliar en San Juan de Mozarrifar, construido a partir de estudios sobre la orientación y el consumo energético. La adaptación al entorno y el aprovechamiento de los medios naturales fue también la base del Parque Goya. Asimismo, el edificio del Proyecto Hombre se convirtió en una especie de museo bioclimático. Y ya en la actualidad, el ayuntamiento promociona un bloque de 64 viviendas para jóvenes frente a la MAZ y Valdespartera nace con la intención de respetar los criterios ecológicos.

Fuente: Diario el Periódico
Por Marian Navarcorena Zaragoza
Julio 2002