Normas ISO 14000 y Reglamento Europeo (EMAS)

Existen dos normas de gestión medioambiental que permiten integrar los procesos de gestión con los propios de la empresa: UNE-EN- ISO 14001/96 y Reglamento Europeo 761/2001 ( EMAS).

La norma ISO 14001 tiene un ámbito de aplicación Internacional, sin embargo el Reglamento Europeo es exclusivamente de ámbito comunitario.

Ambas normas tienen por objeto promover la mejora del comportamiento medioambiental de las empresas, estableciendo políticas y programas medioambientales consecuentes con la propia actividad.

ISO 14001

Esta norma fue desarrollada en el seno del comité de ISO, TC- 207, de gestión Medioambiental, que se creó en el año 1993. Pasó a ser norma española (UNE-EN-ISO 14001) en octubre del 96 y forma parte de una familia de normas de las cuales es la única certificable.

Los requisitos que se establecen para su aplicación son los siguientes:
Definir, desarrollar e implantar una política medioambiental.
Establecer objetivos y metas medioambientales.
Desarrollar programas medioambientales.
Evaluar, controlar y minimizar los riesgos medioambientales que la empresa genera.
Cumplir con los requisitos medioambientales establecidos en la Legislación
Evaluar periódicamente la eficacia del sistema

Reglamento europeo EMAS

El Reglamento Europeo 761/2001 de gestión y auditoría medioambientales ( EMAS ) de 19 de marzo de 2001 por el que se permite que las organizaciones se adhieran con carácter voluntario a un sistema comunitario de gestión y auditoría medioambientales, determina los requisitos esenciales para la participación de las organizaciones en el sistema comunitario.

Los requisitos básicos para adoptar este reglamento son los siguientes:

Diagnóstico Inicial.
Desarrollo e implantación de una política, objetivos y programas medioambientales.
Cumplir con los requisitos legales medioambientales.
Implantar un sistema de gestión medioambiental.
Establecer controles operativos y realizar auditorias del sistema.
Realizar una declaración medioambiental y validarla por un verificador medioambiental acreditado.
Presentación al Organismo Competente de la Comunidad Autónoma en la que radique el Centro verificado, la declaración Medioambiental validada

Fuente: Cámara de Madrid
Junio 2002