Entrevista a Auditor líder de TÜV Rheinland Argentina

-Eco2site entrevista al Ing. Thorsten Malchow - Gerente de Sistemas de Gestión y Capacitación de TÜV Rheinland Argentina - Auditor Líder.

La empresa como empresa de inspección técnica, tiene sus orígenes en la supervisión de seguridad en instalaciones, esta historia ahora tiene más de 125 años.


Ing. Thorsten Malchow

Eco2site: ¿Como vino Tüv a la Argentina?

Malchov: Tüv vino a la Argentina, en el año 95. En ese momento ganamos una licitación en Sierras de Córdoba para operar un taller de inspección de técnica vehicular. La inspección de técnica vehicular es uno de los campos más fuertes de trabajo de Tuv en Alemania y en otros países dentro y fuera de Europa. Estamos hace mucho tiempo en este mercado y cuando se implementó la ITV aquí en argentina, pusimos a disposición del país este Know how y obtuvimos esta licencia.

E: Entonces ustedes llegan a Argentina a través de esta licitación, y Cuándo comienzan a certificar Iso 14000 aquí?

M: ISO 14000 en el año 1997, paralelamente a la inspección técnica vehicular empezamos a certificar Iso 9000.

E: ¿Cómo llega TÜV a las empresas?
M: A partir del 95-96 empezamos a participar en charlas y en congresos y a organizar eventos para informar sobre esta nueva norma. En el 96 fue publicada oficialmente la norma y como siempre pasa en estos casos al principio el mercado necesitó un tiempo para decidir que hacer. Este tiempo, normalmente son años. Después poco a poco las empresas se fueron interesando por estos trabajos y por certificar.

E: ¿Como se encuentra Argentina respecto al resto del mundo?
M: En América del sur, en cifras absolutas, el país con más certificaciones Iso 14000 es Brasil, también es el más grande, pero si nosotros elaboramos cifras relativas, con respecto a la cantidad de habitantes o a la capacidad económica, relativamente Argentina tiene más certificados Iso 14000 que toda América del Sur. Si lo comparamos con Europa, está un poco retrasada en el tiempo, porque la conciencia para sistema de Gestión en Europa se desarrolló antes. Existen países como Japón, Alemania, Inglaterra, que tienen gran cantidad de sistemas de gestión ambiental implementados y desde mucho antes que Argentina.

E: Ustedes trabajan también con Brasil, ¿hacen certificaciones allá?
M: Si, la empresa tiene oficinas en Brasil y en Chile. El mercado de Brasil se atiende de allá, pero tenemos un intercambio muy fluido entre los auditores, porque generalmente las auditorías son trabajos especializados y no siempre los auditores pueden ocupar todas las tareas, por eso a veces los colegas del exterior vienen aquí y nosotros vamos al exterior...

E: ¿Qué tipo de industria es la que más certifica?
M: En certificaciones hay de todos los rubros, las industrias que se interesaron primero para la Iso 14000 fueron las petroleras y químicas. Son los grupos con más impacto ambiental y por lo tanto con más necesidad. Si pensamos en el tema de gestión de la calidad sabemos que todo el sector automotriz fue casi el protagonista de la certificación, no así en la certificación de gestión ambiental, especialmente en la situación complicada en el cual está sector desde hace dos años. También han certificado empresas de la industria metal mecánica maquinaria, muchas empresas de manejo de residuos, empresas de montajes, y también empresas de servicios. De todo un poco.

E: ¿Cómo cree usted que afecta, la actual situación del país?
M: Bueno, obviamente afecta. Yo creo que el tema de gestión ambiental es un tema que no se puede parar, solamente se puede retrasar, y así el mercado se desarrolla más lento que lo esperado. Yo estoy convencido que cuando el país salga de la crisis, este tema va a ir avanzando.

E: ¿Cuesta mucho llegar a una certificación, en esfuerzo y dinero?
M: Si, es una tarea grande. Generalmente las empresas se preparan meses y a veces un poco más que un año para lograr la certificación. Hay que hacer mucho trabajo de capacitación y concientización del personal, ordenar las tareas, implementar planes de control y hacer toda una planificación ambiental. También es necesario el análisis de la situación legal.
Los costos para esto pueden ser muy diversos. Obviamente cuando la gestión ambiental requiere la implementación de tecnologías de tratamiento, porque sin estas tecnologías no se puede cumplir con los valores legales...

E: ¿Resulta más sencillo a una empresa que ya tiene Iso 9000 certificar Iso 14000?
M: Si, sobre todo el armado del sistema, porque en muchos casos hay temas que se superponen. En principio hay que diferenciar en las normas de gestión entre las exigencias formales y las exigencias técnicas, tenemos muchas exigencias formales sobre la estructura y estas son relativamente parecidas en todos los sistemas de gestión. Las exigencias técnicas son calidad y medio ambiento, y no tienen nada que ver, son distintas.

E: ¿ Como ve la legislación Argentina?
M: No se como responder, no se si a mi como extranjero me corresponde criticar la legislación del país en el cual estoy viviendo actualmente. Pero escucho de mis clientes que la legislación es a veces confusa y un gran problema es la superposición de autoridades, digamos que gente que está en el conurbano de Buenos Aires a veces tienen entes de la provincia, entes federales, municipales, entes que trabajan en el ámbito del gran Buenos Aires como el CEAMSE o el instituto nacional del medio ambiente que regula el tema de los residuos en este ámbito, y hay muchas superposiciones y a veces contradicciones. Pero según tengo entendido la problemática de la superposición de autoridades no solamente es en el tema del medio ambiente. Pero es una tarea del sistema de gestión ambiental poner en claro estas situaciones. Este sistema exige de la gente que lo aplica identifique los requisitos legales y aclare la situación de la empresa que se postula para la certificación. La postura de que la legislación es poco clara, la verdad, no lo podemos aceptar, porque sería su tarea aclarar la situación y buscar la manera de clarificar las autoridades de aplicación.

E: ¿Cuáles son los pasos que se siguen para una certificación?
M: La certificación es el último paso de una tarea más completa de implementación del sistema. Para implementar el sistema los clientes se preparan con fuerza propia o con la ayuda de un asesor, y nosotros como certificadores nos ocupamos del tema cuando ya esta completamente implementado, o sea antes hay muchas tareas de otra gente. El certificador evalúa sistemas que otra gente ha diseñado, y esta evaluación se hace en dos etapas, una preauditoria y una auditoria de certificación. En la preauditoria los auditores evalúan el sistema completo y emiten su opinión respecto de la conformidad de la norma y de las potenciales mejoras, y en base a esta opinión generalmente los clientes implementan acciones correctivas para adaptar el sistema.

Después se hace la auditoría de certificación donde nuevamente se revisa el sistema, esta vez bajo un punto de vista más formal para concertar formalmente el cumplimiento. Entre estos dos pasos pasan generalmente, entre cuatro y ocho semanas según el tamaño de la empresa. Además de estas dos etapas de certificación están los pasos de la evaluación y documentación que hacemos en nuestras oficinas y la auditoría in situ, en el lugar.

E: ¿Cómo están caracterizados ustedes?
M: Todos trabajamos con la misma norma, y todos los auditores tienen la misma capacitación, porque la capacitación de los auditores también está normalizada, por eso, en la teoría, con el mismo cliente dos auditores de distinto origen deberían llegar a la misma conclusión. Por eso si somos más exigentes o no, no lo puedo responder. Nuestro enfoque es práctico, nosotros verificamos, verdaderamente, el contenido del sistema de gestión respecto de sus aspectos ambientales, respecto de los requisitos legales y hacemos énfasis que este sistema realmente este bien diseñado para lograr su fin de protección de medio ambiente, porque hay que tener claro que el sistema de gestión no es un fin en sí. Perseguimos el objetivo y podríamos pensar, y también lo encontramos a veces en el mercado, sistemas de gestión que están desde su punto de vista formal correctamente diseñados pero que en su contenido no contribuyen mucho a este espíritu de protección del medio ambiente. Para nosotros es muy importante que el sistema cierre, y no tanto las formalidades, esta es nuestra filosofía.

Fuente: Eco2site.com
Septiembre 2001